Papa Francisco:

Cercanía, oración y aliento a los damnificados por las lluvias en Argentina.

Al recibir «con dolor la noticia de los graves daños» causados por las lluvias torrenciales, en varias regiones argentinas, el Papa Francisco envió una carta al Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.
Pidiendo a Mons. Arancedo, Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, que transmita su cercanía espiritual a los numerosos damnificados, el Santo Padre desea acompañar asimismo con su oración y aliento el «testimonio de fraterna solidaridad» que, «en estos momentos de necesidad», están impulsando los obispos, los religiosos y los fieles de tantas parroquias.
Con el anhelo de que se promueva la colaboración, con espíritu de unidad, con las autoridades, instituciones y voluntarios para socorrer a los miles de afectados, y encomendando a todos a la intercesión de nuestra Madre la Virgen, el Papa Francisco imparte de corazón la bendición apostólica
(CdM – RV)
Texto completo de la carta del Papa Francisco
Mons. José María Arancedo
Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz
Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina
He recibido con dolor la noticia de los graves daños que las lluvias torrenciales de los últimos días han provocado en numerosas provincias del país. Te pido, querido hermano, que hagas llegar mi cercanía espiritual a todas esas miles de personas que han tenido que ser evacuadas, muchas de ellas viendo cómo se perdía en un momento todo lo que tenían: hogar, bienes, recuerdos familiares ... , fruto de tantos años de sacrificio y trabajo.
Deseo también acompañar con mi oración y mi palabra de aliento a los hermanos obispos, sacerdotes y fieles de tantas parroquias que, en estos momentos de necesidad, se desviven por estar cerca de su pueblo; así como a las autoridades, instituciones y voluntarios, para que colaborando entre sí con espíritu de unidad lleven a todos los afectados un testimonio de fraterna solidaridad.
Los encomiendo a todos a la intercesión de nuestra Madre la Virgen, para que ella los cuide y proteja siempre, y les imparto de corazón la bendición apostólica.
Francisco

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.