graves problemas técnicos nos dificultan las publicaciones en el blog tratare de continuar informándolos vía celular hasta tanto solucionemos la grave situación. Pedimos disculpas a nuestros lectores por los inconvenientes

El Papa Francisco

Clausura del VI Congreso Mundial de Scholas.


(RV).- El Papa Francisco clausuró el VI Congreso Mundial de Scholas tras reunirse con 12 youtubers de los cinco continentes quienes le hicieron preguntas y a los cuales el Papa respondió con sencillez en español.
En la ceremonia, que se llevó a cabo el domingo 29 de mayo en el Aula Nueva del Sínodo, participaron también los actores George Clooney, Salma Hayek y Richard Gere quienes recibieron la ‘medalla del olivo’ por su compromiso a favor de la paz y del cuidado de la casa común.
“Gracias por estar aquí. Estoy contento de saludarlos y desearles que se haya dado ese clima de comunicación, ese clima de encuentro, ese clima de puente, que nos une y que es un desafío para este mundo que corre siempre el riesgo de atomizarse, no? Y de separarse y, cuando los pueblos se separan, las familias se separan, los amigos se separan, solamente en la separación se puede sembrar enemistad o incluso odio. En cambio, cuando se juntan se da la amistad social, la amistad fraternal y se da una cultura del encuentro que nos defiende de cualquier tipo de cultura de descarte. Gracias por eso y por lo que están haciendo con él”.
Una joven le preguntó al Obispo de Roma que si había pensado dejar de ser Papa porque era demasiada responsabilidad y el Pontífice contestó:
“No se me ocurrió dejar de serlo por la responsabilidad y les hago una confidencia: yo, ni se me había ocurrido que me iban a elegir a mí. Fue una sorpresa para mí. Pero desde ese momento Dios me dio una paz que dura hasta el día de hoy. Y eso me mantiene. Esa es la gracia que recibí. Por otro lado, por naturaleza soy inconsciente, así que sigo adelante…"
Desterrar todo tipo de crueldad
“Construir un mundo mejor creo que se puede resumir en esas cosas que hablamos juntos allí, no es cierto? Es decir, que cada persona sea reconocida en su identidad, pero la identidad no se da si no hay pertenencia. Procurad dar pertenencia y uno de ustedes me preguntaba: si un chico, una chica no tiene pertenencia cómo puedo ayudarla? Por lo menos ofrécele pertenencia virtual, pero que se sienta… y ahí va a tener identidad. Pero una persona sin identidad no tiene futuro. Entonces urge, es urgente ofrecer pertenencias de cualquier tipo, pero que se sientan pertenecientes a un grupo, a una familia, a una organización, a algo, y eso le va a dar identidad. Identidad, pertenencia. Esto otro, lenguaje de los gestos, animarnos a tener lenguaje de los gestos. A veces nos gusta hablar y hablar. A veces el lenguaje de los gestos es distinto. Solo hablar no basta. Podemos caer en el jarabe de pico y ese no funciona. Lenguaje de los gestos, que a veces es una palmada, una sonrisa… Una sonrisa que da esperanza, mirar a los ojos, gestos de aprobación o de paciencia, de tolerancia, gestos. Dejar las agresiones, el bulismo, el bulling es una agresión que esconde una profunda crueldad y el mundo es cruel. El mundo es cruel. Y las guerras son un monumento de crueldad… Para construir un mundo nuevo, un mundo mejor hay que desterrar todo tipo de crueldad. Y la guerra es una crueldad. Pero este tipo de guerra más crueldad todavía porque se ensaña con un inocente”.
El diálogo es un puente
“Después el escuchar a otro, la capacidad de escuchar, no discutir enseguida, preguntar, y eso es el diálogo, y el diálogo es un puente. El diálogo es un puente. No tenerle miedo al diálogo… Se trata de juntamente ir poniendo las propuestas para avanzar juntos. En el diálogo todos ganan, nadie pierde. En la discusión hay uno que gana y otro que pierde o pierden los dos. El diálogo es mansedumbre, es capacidad de escucha, es ponerse en el lugar del otro, es tender puentes. Y dentro del diálogo si yo opino distinto no discutir, sino a lo más persuadir con mansedumbre… Y el orgullo, la soberbia, desterrarlos, porque el orgullo y la soberbia terminan mal siempre. El orgulloso termina mal. O sea, yo te contestaría esa pregunta: cómo construir un mundo mejor? Por ese camino. Nuestro mundo necesita de bajar el nivel de agresión. Necesita de ternura. Necesita de mansedumbre, necesita de escuchar, necesita de caminar juntos. Esto se está dando hoy, porque faltan todas esas actitudes que yo dije”.
Al finalizar, el director mundial de Scholas, José María del Corral anunció la próxima iniciativa de esta fundación pontificia que trabaja con la educación a través del arte y el deporte que será un ‘partido por la paz’ que se realizará en la ciudad de La Plata, Argentina con motivo del bicentenario de la independencia el próximo 10 de julio y el Papa bendijo el olivo que se plantará en esa ocasión.
“Les agradezco a todos ustedes la colaboración, el trabajo y la paciencia. Pensamos en todos los chicos del mundo con sus diversas culturas, idiomas, razas, religiones. Y nos dirigimos a Dios pidiendo con el texto de bendición más antiguo que es válido y es usado por las tres religiones monoteístas: El Señor los bendiga y los proteja, haga brillar su rostro sobre ustedes y les muestre su gracia, les descubra su rostro y les conceda la paz. Amen. Y muchas gracias por todo y recen por mí por favor que necesito”.

Archivo histórico de Propaganda Fide
Santuario de la memoria de los misioneros católicos en el mundo.

(RV).- Corría el año 1700 cuando el entonces emperador chino Kangxi de la dinastía Qing mandó al rey de Portugal, Pedro II “el Pacífico”, un lote de regalos acompañado de un inventario escrito sobre papel de arroz en chino. Este escrito se encuentra actualmente en el Archivo Histórico de Propaganda Fide de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, donde se conservan documentos que van desde el 1622 hasta el 1959.

Cartas escritas sobre seda roja, pergaminos, hojas de palma, cera… documentos procedentes de las más de 12.000 diócesis que dependen de este dicasterio, donde en la mayoría de los casos se dan a conocer cómo vivían los misioneros por todo el mundo, quienes siguieron la exhortación de Jesús a los apóstoles cuando les pidió «Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación» (Mc. 16,15)

Radio Vaticano entrevista al archivero Mons. Luis Manuel Cuña, sacerdote de la diócesis española de Orense, quien desde hace 20 años trabaja en el Archivo Histórico de Propaganda Fide y quien explica cómo organizan “los 11 millones de documentos”, escritos en casi todas las lenguas del mundo “como el árabe, el copto, cirilo, tibetano, chino…”.

Una verdadera joya que está abierta al público y que para tener acceso a la consulta de documentos es necesario presentar una petición de admisión en la que se debe especificar el tema y el período de estudio y las razones por las que se desea acceder al archivo.

La legislación de la Santa Sede indica que es el Papa que conduzca en ese momento la Iglesia, quien decide cuando abrir al público la documentación de cada periodo histórico. “Normalmente se abre por pontificados, del principio al fin, desde la elección del Papa hasta su muerte”, detalla Mons. Cuña. El último abierto al público es el de Pío XI, que comprende desde 1922 hasta 1939. “Ahora estamos terminado de preparar el pontificado de Pio XII, que muere en 1958”.

Además de todos los documentos escritos cuentan con un gran laboratorio fotográfico donde se ven muchas de las realidades que se encontraban los misioneros al pisar territorios que jamás había pisado ningún forastero.

“Es un santuario de la memoria” asegura el sacerdote español, quien insiste en hacer la “pastoral del archivo”, refiriéndose a la importancia que tiene el conservar toda la documentación de nuestra vida diaria, para escribir la historia del mañana.

Homilía del Papa:
La Iglesia es memoria y esperanza
En su camino de fe, la Iglesia y cada cristiano deben estar atentos a no encerrarse en un sistema de normas, sino que deben dejar espacio a la “memoria” de los dones recibidos por Dios, al dinamismo de la “profecía” y al horizonte de la “esperanza”. El Papa Francisco resumió con estas tres palabras su homilía de la Misa de la mañana, celebrada en la capilla de la Casa se Santa Marta.
El andamiaje de la ley que todo delimita y el soplo liberador de la profecía que impulsa más allá de los confines. En la vida de la fe – advirtió el Pontífice – el exceso de confianza en la norma puede sofocar el valor de la memoria y el dinamismo del Espíritu. Jesús, en el pasaje evangélico del día, demuestra este asunto a los escribas y a los fariseos – que querrían hacerlo callar – con la parábola de los viñadores homicidas. Contra el dueño que para ellos ha plantado encomendándosela; una viña bien organizada, los campesinos colonos deciden rebelarse, pegando y matando a los siervos que aquel patrón envía para pedir la cosecha que le corresponde. El culmen del drama es el asesinato del único hijo del patrón, hecho que habría permitido, según pensaban injustamente los campesinos, que se quedaran con toda la herencia.
Casuística y libertad
El Santo Padre afirmó que asesinar a los siervos y al hijo – imagen de los profetas de la Biblia y de Cristo – muestra a “un pueblo encerrado en sí mismo, que no se abre a las promesas de Dios, que no espera las promesas de Dios. Y dijo que se trata de un pueblo “sin memoria, sin profecía y sin esperanza”. A la vez que añadió que a los jefes del pueblo, y de modo especial, les interesa levantar un muro de leyes, “un sistema jurídico cerrado”, y nada más:
“La memoria no interesa. La profecía: mejor que no vengan los profetas. ¿Y la esperanza? Pero, cada uno la verá. Este es el il sistema a través del cual ellos legalizan: doctores de la ley, teólogos que siempre van por la vía de la casuística y no permiten la libertad del Espíritu Santo; no reconocen el don de Dios, el don del Espíritu y enjaulan al Espíritu, porque no permiten la profecía en la esperanza”.
“Este es el sistema religioso al que habla Jesús. ‘Un sistema – come dice la Primera Lectura – de corrupción, de mundanidad y de concupiscencia’, tal como San Pedro dice en la Primera Lectura”.
La memoria nos hace libres
El Santo Padre afirmó que, en el fondo, el mismo Jesús se siente tentado de perder la memoria de su misión, la tentación de no dar lugar a la profecía y preferir la seguridad en lugar de la esperanza, es decir, la esencia de las tres tentaciones que sufrió en el desierto. De ahí su observación:
“A esta gente Jesús les reprocha, porque conocía en sí mismo la tentación: ‘Ustedes van por medio mundo para conseguir un prosélito y cuando lo encuentran, lo hacen esclavo’. ¡Este pueblo tan organizado, esta Iglesia tan organizada hace esclavos! Y así se entiende la reacción de Pablo cuando habla de la esclavitud de la ley y de la libertad que te da la gracia. Un pueblo es libre, una Iglesia es libre cuando hace memoria, cuando deja lugar a los profetas, cuando no pierde la esperanza”.
¿Corazón abierto o enjaulado?
El Obispo de Roma subrayó que la viña bien organizada es “la imagen del pueblo de Dios, la imagen de la Iglesia y también la imagen de nuestra alma”, de la que el Padre se ocupa siempre con “tanto amor y tanta ternura”. Rebelarse a Él es como para los viñadores homicidas, “perder la memoria del don” recibido por Dios, mientras “para recordar y no equivocarse en el camino” es importante “volver siempre a las raíces”:
“¿Yo tengo memoria de las maravillas que el Señor ha hecho en mi vida? ¿Tengo memoria de los dones del Señor? ¿Yo soy capaz de abrir el corazón a los profetas, es decir al que me dice ‘esto no va, debes ir hacia allá; ve adelante, corre el riesgo’? Esto hacen los profetas… ¿Yo estoy abierto a eso o soy temeroso y prefiero encerrarme en la jaula de la ley? Y al final: ¿yo tengo esperanza en las promesas de Dios, como tuvo nuestro padre Abraham, que salió de su tierra sin saber a dónde iba, sólo porque esperaba en Dios? Nos hará bien hacernos estas tres preguntas…”.
 Jubileo de los Diáconos 
Ángelus dominical del Papa Francisco 


(RV).- Al final de la celebración Eucarística con motivo del Jubileo de los Diáconos el Santo Padre rezó con los fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro la oración mariana del Ángelus dominical.
Antes de rezar a la Madre de Dios, y con su saludo a los queridos Diáconos llegados de Italia y de diversos países, a quienes les agradeció especialmente su presencia en la Iglesia, elObispo de Roma recordó la celebración de la Jornada Nacional del Consuelo, que tiene por objetivo ayudar a las personas a vivir bien la fase final de la su existencia terrena.
El pensamiento del Santo Padre también se dirigió a la tradicional peregrinación que hoy se realiza en Polonia al Santuario mariano de Piekary, con el deseo de que la Madre de la Misericordia sostenga a las familias y a los jóvenes en el camino hacia la Jornada Mundial de Cracovia.
Y destacó que el próximo miércoles, 1° de junio, con ocasión de la Jornada Internacional del Niño, las comunidades cristianas de Siria, tanto católicas como ortodoxas, rezarán juntas por la paz.
“Los niños sirios – dijo el Pontífice – invitan a los niños de todo el mundo a unirse a su oración por la paz”. De ahí su invitación a invocar por estas intenciones la intercesión de la Virgen María, mientras le encomendamos a Ella la vida y el ministerio de todos los Diáconos del mundo.
Al final de esta celebración deseo dirigir un especial saludo a ustedes, queridos Diáconos, llegados de Italia y de diversos países. ¡Gracias por su presencia hoy, pero sobre todo de su presencia en la Iglesia!
Saludo a todos los peregrinos, en particular a la Asociación europea de los Schützen históricos; a los participantes en el “Camino del Perdón” promovido por el Movimiento Celestiniano; y la Asociación Nacional para la Tutela de las Energías Renovables, comprometida en la obra de educación para el cuidado de la creación.
Recuerdo además la hodierna Jornada Nacional del Consuelo, finalizada a ayudar a las personas a vivir bien la fase final de la existencia terrena; como también la tradicional peregrinación que se realiza hoy en Polonia al Santuario mariano de Piekary: la Madre de la Misericordia sostenga a las familias y a los jóvenes en el camino hacia la Jornada Mundial de Cracovia.
El próximo miércoles, 1° de junio, con ocasión de la Jornada Internacional del Niño, las comunidades cristianas de Siria, sean católicas que ortodoxas, vivirán juntos una especial oración por la paz, que tendrá como protagonistas a los propios niños. Los niños sirianos invitan a los niños de todo el mundo a unirse a su oración por la paz.
Invoquemos por estas intenciones la intercesión de la Virgen María, mientras encomendamos a Ella la vida y el ministerio de todos los Diáconos del mundo.
El Papa en el Jubileo de los Diáconos
Servir es el estilo mediante el cual se vive la misión de evangelizar

(RV).- “Para ser capaces del servicio, se necesita la salud del corazón: un corazón restaurado por Dios, que se sienta perdonado y no sea ni cerrado ni duro”, lo dijo el Papa Francisco en su homilía en la Celebración Eucarística en el Jubileo de los Diáconos. El evento jubilar que congregó a diáconos de todo el mundo bajo el lema: “El diácono, imagen de la misericordia para la promoción de la nueva evangelización”, concluyó con la Misa presidida por el Santo Padre.
«Servidor de Cristo» (Ga 1,10).
En su homilía, el Obispo de Roma recordó las expresiones con las cuales se define el apóstol Pablo cuando escribe a los Gálatas, a ellos se presenta como servidor y apóstol. “Ambos términos, apóstol y servidor, afirma el Papa, están unidos, no pueden separarse jamás; son como dos caras de una misma moneda: quien anuncia a Jesús está llamado a servir y el que sirve anuncia a Jesús”. En este sentido, el Pontífice explicó que el Señor ha sido el primero que nos ha mostrado el servicio, Él se hizo servidor para traernos la Buena Noticia. Por ello, “el discípulo de Jesús – afirma el Papa – no puede caminar por una vía diferente a la del Maestro, sino que, si quiere anunciar, debe imitarlo. Dicho de otro modo, si evangelizar es la misión asignada a cada cristiano en el bautismo, servir es el estilo mediante el cual se vive la misión, el único modo de ser discípulo de Jesús”.
Invitados a vivir la disponibilidad
Y el verdadero testigo de Cristo, señala el Sucesor de Pedro, es el que hace como Él, es decir, el que sirve sin cansarse de Cristo humilde, sin cansarse de la vida cristiana que es vida de servicio. Y para ser testigos de Cristo, como primer paso, estamos invitados a vivir la disponibilidad. “El siervo aprende cada día a renunciar a disponer todo para sí – subraya el Papa – y a disponer de sí como quiere. Si se ejercita cada mañana en dar la vida, en pensar que todos sus días no serán suyos, sino que serán para vivirlos como una entrega de sí”. En efecto, quien sirve no es un guardián celoso de su propio tiempo, sabe que el tiempo que vive no le pertenece, sino que es un don recibido de Dios para a su vez ofrecerlo. “El siervo – agrega el Pontífice – sabe  abrir las puertas de su tiempo y de sus espacios a los que están cerca y también a los que llaman fuera de horario, a costo de interrumpir algo que le gusta o el descanso que se merece”. Solo así, queridos diáconos, los alentó el Papa, viviendo en la disponibilidad, su servicio estarán exentos de cualquier tipo de provecho y serán evangélicamente fecundos.
La mansedumbre y humildad del servicio cristiano
Comentando el Evangelio que la liturgia presenta este IX Domingo del Tiempo Ordinario, el Vicario de Cristo señaló que de él podemos sacar enseñanzas preciosas sobre el servicio. Sobre todo de la actitud del Centurión. “Le asombra la gran humildad del centurión, afirma el Papa, su mansedumbre… Se comporta, quizás sin saberlo, según el estilo de Dios, que es «manso y humilde de corazón» (Mt 11, 29)”. En efecto, agrega el Pontífice, Dios, que es amor, llega incluso a servirnos por amor: con nosotros es paciente, comprensivo, siempre solícito y bien dispuesto, sufre por nuestros errores y busca el modo para ayudarnos y hacernos mejores. “Estos son también los rasgos de mansedumbre y humildad del servicio cristiano, que es imitar a Dios en el servicio a los demás: acogerlos con amor paciente, comprenderlos sin cansarnos, hacerlos sentir acogidos, a casa, en la comunidad eclesial, donde no es más grande quien manda, sino el que sirve”.
Jesús, «no nos llama más siervos, sino amigos»
Antes de concluir su homilía, el Papa Francisco recordó que además del apóstol Pablo y el centurión, en las lecturas de hoy hay un tercer siervo, aquel que es curado por Jesús. “De alguna manera, podemos reconocernos también nosotros en ese siervo. Cada uno de nosotros es muy querido por Dios, amado y elegido por él, y está llamado a servir, pero tiene sobre todo necesidad de ser sanado interiormente. Para ser capaces del servicio, se necesita la salud del corazón: un corazón restaurado por Dios, que se sienta perdonado y no sea ni cerrado ni duro”. Por ello, afirma el Papa, “nos hará bien rezar con confianza cada día por esto, pedir que seamos sanados por Jesús. Pidan cada día esta gracia en la oración, en una oración donde se presenten las fatigas, los imprevistos, los cansancios y las esperanzas: una oración verdadera, que lleve la vida al Señor y el Señor a la vida”. Sólo así encontraran la presencia de Jesús, que se entrega, para que ustedes se den a los demás, los alentó el Papa, sólo así, podrán ser disponibles en la vida, mansos de corazón y en constante diálogo con Jesús, sólo así, no tendrán temor de ser servidores de Cristo, de encontrar y acariciar la carne del Señor en los pobres de hoy.
Tren de los niños
cristiano es quien hace el bien
28/5/2016


(RV).- Tal como estaba previsto, a mediodía del último sábado de mayo y en un ambiente lleno de alegría, tuvo lugar el encuentro y abrazo del Obispo de Roma con los pequeños participantes en la nueva edición de la iniciativa conocida como el “Tren de los niños”, que organiza el Atrio de los Gentiles, para menores que se encuentran en situaciones de dificultad. En esta ocasión llegaron a la Ciudad del Vaticano para el encuentro con el Papa Franciscomás de 400 niños procedentes de la región italiana de Calabria.
Los emigrantes “no son un peligro, sino que corren peligro”. Con este juego de palabras el Santo Padre fotografió la situación de los prófugos y migrantes en fuga de las guerras y persecuciones durante su encuentro con estos pequeños huéspedes del “Tren de los niños”, que se reunieron con el Pontífice en el atrio del Aula Pablo VI.
En este tren, cargado por el dolor de las vicisitudes de sus pequeños pasajeros, viajaba también la Orquesta infantil “Cuatro cantos” de Palermo, en el que cantan niños de ocho etnias gracias a la iniciativa de María Salvia, Directora de una escuela de Vibo Marina, que llevó a Francisco el dinero que recaudaron en una colecta para los chicos de Lesbos y una carta, firmada por sus alumnos, que el Cardenal Gianfranco Ravasi leyó al Papa:
“Hemos reflexionado acerca de todos aquellos adultos y niños que dejan su tierra a causa de la guerra y de las persecuciones. Muchos ni siquiera logran alcanzar la meta a causa de aquellas olas que deberían garantizarles la salvación y que, en cambio, los traicionan y los llevan a la muerte. Pensamos en ellos y no logramos comprender cómo en el mundo puedan existir tantas injusticias. Prometemos recibir a quien llegue a nuestro país, sin considerar a quien tenga un color de la piel diverso, a quien hable una lengua diferente o profese otra religión, un enemigo peligroso”.
En efecto la edición de este año del “Tren de los niños” está dedicada a los pequeños emigrantes que han afrontado un gran viaje en busca de esperanza, y también está dirigida a los niños que los han acogido en sus ciudades, en sus escuelas y en sus casas. De ahí el lema de “Traídos por las olas”, como ha sucedido a un joven nigeriano que dejó su país con sus padres para huir de la guerra, pero que durante el viaje perdió a su papá y a su mamá en una de las tantas y dramáticas tragedias del mar. Él logró sobrevivir y ahora vive en la localidad de Lamezia, donde ha sido acogido como un hijo.
Durante este conmovedor encuentro con centenares de niños de diversas etnias y religiones sobre el drama de la inmigración, observado desde el punto de vista de los pequeños, uno de ellos, Sayende, procedente de Nigeria le dijo a Francisco: “Buenos días Papa, quiero pedirte que reces por mi familia que está en el cielo y por mis amigos, que también se fueron al cielo, murieron en el agua”.
Sabiendo que los niños entienden, el Santo Padre amplificó para ellos palabras como “paz, hermandad, comprensión, bien, igualdad y acogida”. Mientras una niña le preguntó alPontífice qué significa para él “ser Papa”.
“Significa – fue la respuesta – hacer el bien que yo puedo hacer. Siento que Jesús me ha llamado para esto. Jesús ha querido que yo fuera cristiano, y un cristiano debe hacer esto. Y Jesús también ha querido que yo fuera sacerdote, obispo; y un sacerdote y un obispo deben hacer esto. Yo siento que Jesús me dice que tengo que hacer esto: esto es lo que siento”.

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.