Dolor del Papa Francisco
Se manifiesta su pesar ante las víctimas del accidente aéreo en Colombia.
“Pido fortaleza y un pronto restablecimiento para los heridos, ánimo y consolación para todos los afligidos por esta tragedia”, son las palabras de consuelo del Papa Francisco luego del trágico accidente aéreo ocurrido en Colombia, la noche del pasado lunes, en el que un avión se estrelló y murieron más de 70 personas. En el avión, procedente de Santa Cruz (Bolivia) viajaba el equipo brasileño del Chapecoense que este miércoles iba a disputar la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional de Medellín.
En un telegrama, firmado por el Secretario de Estado Vaticano, el Cardenal Pietro Parolin, y enviado al Cardenal Sergio Da Rocha, Arzobispo de Brasilia y Presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, el Santo Padre manifiesta su “consternación por la trágica noticia del accidente aéreo en Colombia, que ha causado numerosas víctimas”. Asimismo, el Papa Francisco pide al Arzobispo de Brasilia que, “transmita sus condolencias y participación en el dolor” por los fallecidos. Además, el Pontífice “los encomienda a Dios Padre de misericordia”, y pide “fortaleza y un pronto restablecimiento para los heridos, ánimo y consolación para todos los afligidos por esta tragedia” y, envía a cuantos están sufriendo su bendición apostólica.
(Renato Martinez – Radio Vaticano)

TRANSMICIÓN EN VIVO DESDE EL ESTADIO 
NUESTRO MÁS SENTIDO PÉSAME A NUESTROS HERMANOS DE BRASIL Y A TODAS SUS FAMILIAS ORAMOS Y REZAMOS POR USTEDES. 

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.