CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS SANTOS


(RV).- “La conmemoración de los difuntos tiene un doble sentido: de tristeza, porque nos recuerda a los nuestros que se fueron y nos recuerda también el futuro, la muerte. Pero en esta tristeza traemos flores en signo de esperanza, puedo decir también de fiesta, pero más adelante, no ahora": fueron las palabras del Papa Francisco durante la homilía en el cementerio romano de Prima Porta, en la conmemoración de los Fieles Difuntos.
“Y la tristeza se mezcla con la esperanza – explicó el Pontífice – , es lo que sentimos hoy en esta celebración”. Porque “nosotros también recorreremos este camino, con la flor de la esperanza de la resurrección”. “El primero en recorrer este camino ha sido Jesús – recordó – nosotros recorremos el camino que Él hizo. Él nos ha abierto la puerta de la esperanza, la puerta para entrar al lugar en donde contemplaremos a Dios”.
“Hoy estamos llamados a recordar a todos, también a aquellos que nadie recuerda: las víctimas de las guerras y de las violencias, tantos pequeños del mundo aplastados por el hambre y por la miseria", decía el Papa en el Ángelus del 2 de noviembre de dos años atrás.
Una vez más hoy, Francisco, antes de dirigirse por la tarde al cementerio romano de Prima Porta para celebrar la Santa Misa en conmemoración de todos los Fieles Difuntos, ha invitado a través de un tweet a detenernos “con fe ante las tumbas de nuestros seres queridos, rezando también por los difuntos que nadie recuerda”.
En el día de dolor y de oración para las personas de todo el mundo que recuerdan a sus seres queridos, el Obispo de Roma aseguró también en el 2014 que “el recuerdo de los difuntos, el cuidado de los sepulcros y los sufragios, son testimonio de una confiada esperanza, radicada en la certeza que la muerte no es la última palabra sobre el destino humano, porque el hombre está destinado a una vida sin límites, que tiene su raíz y su cumplimiento en Dios”.
Esta tarde, al finalizar la celebración en el cementerio de Prima Porta, el Santo Padre se dirigirá a las Grutas Vaticanas, donde transcurrirá, de modo privado, un momento de oración por los Sumos Pontífices difuntos.
(MCM-RV)

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.