Mons. Arrieta:
"Es obligatoria la consulta con la Santa Sede para la fundación de Institutos diocesanos".

(RV).- El Secretario del Pontificio Consejo para los textos legislativos, Mons. Juan Ignacio Arrieta explica para Radio Vaticano en qué consiste en nuevo Rescriptum ex Audientia sobre Previa consulta con la Santa Sede para la fundación de Institutos diocesanos. Y es que la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, advirtiendo de la necesidad de evitar que se erijan en ámbito diocesano nuevos Institutos sin el suficiente discernimiento que confirme la originalidad del carisma, ha señalado la oportunidad de determinar mejor la necesidad, establecida en el canon 579 del CIC, de solicitar su opinión antes de proceder a la creación de un nuevo Instituto diocesano. Por lo tanto, siguiendo el parecer del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, el Santo Padre Francisco en la audiencia concedida al cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, el 4 de abril de 2016, estableció que la previa consulta con la Santa Sede sea necesaria para la erección de un Instituto diocesano de vida consagrada.“Con esta indicación del Papa se muestra que la consulta es obligatoria y no se puede omitir. Y si se omite, se hará invalido el acto de erección”, detalla el obispo español.
El rescripto se promulgará a través de la publicación en L'Osservatore Romano, entrando en vigor el 1 de junio de 2016 y a continuación publicado en las Acta Apostolicae Sedis. El texto está firmado por el cardenal Secretario de Estado el 11 de mayo de 2016.

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.