ACOMPAÑANDO AL PAPA

HOY EL SANTO PADRE SE REUNIÓ CON MONSEÑOR HUGO NORBERTO SANTIAGO ojalá el señor los ilumine a ambos en la tarea como pastores... uno de la Iglesia Universal y otro como pastor de la Diócesis

sábado, 14 de mayo de 2016


Conclusión del viaje del secretario de Estado a los Países bálticos - Pregunta fundamental

2016-05-13 L’Osservatore Romano
Contó con una dimensión pastoral y religiosa el último día del viaje oficial del secretario de Estado a los Países Bálticos. El viernes 13 de mayo el cardenal Pietro Parolin concluyó su visita en Letonia —los días anteriores había estado también en Lituania y en Estonia— reuniéndose en Riga con el clero y el episcopado locales, y también con los líderes de las diversas comunidades cristianas.


Un sacerdote nunca debe «ceder a la tentación del propio interés, del beneficio o del carrerismo» ni buscar «vivir sólo según el propio juicio» sin «abrir el corazón y la mente» a Jesús. Es esta la recomendación final que el purpurado, el viernes por la mañana, dirigió a los futuros sacerdotes durante la misa celebrada en el seminario de Riga. Quien se prepara para el presbiterado, dijo, debe saber «mirar de frente sus propias debilidades» y aprender a «encomendarse totalmente a Jesús». Fundamental, como lo es para toda vocación, es responder a una pregunta bien precisa: «¿Me amas?».
La reflexión del purpurado, comentando el Evangelio del día tomado de Juan (21, 15-19), partió precisamente de la pregunta que le hizo tres veces Jesús resucitado a Simón Pedro y de la triple respuesta del apóstol. «Hay una lección importante para todos en este intercambio» dijo el cardenal, porque también nosotros «queremos seguir» al maestro, pero también nosotros como Pedro «a veces presumimos demasiado de nuestras capacidades y de nuestras fuerzas»: quisiéramos, es decir, seguir a Jesús, pero «con nuestras condiciones». La enseñanza, en cambio, consiste en que «debemos morir a nosotros mismos para entrar en una calidad de vida distinta, que comporta un modo nuevo de pensar y de obrar».
Al término de la misa, antes de dirigirse al aeropuerto para el regreso a Roma, el cardenal Parolin mantuvo un coloquio con el episcopado local y, sucesivamente, participó en un encuentro ecuménico.

Entrada destacada

ahora TENEMOS NUEVO NOMBRE

QUERIDOS AMIGOS LECTORES:  Desde ahora nuestra página ha cambiado su denominación pero no su dominio, esto se debe a que la página, pa...