CARTELERA

muy pronto... COBERTURA EXCLUSIVA DESDE EL SANTUARIO DE SAN NICOLÁS

sábado, 31 de octubre de 2015

Mons. Romero
“pastor bueno, lleno de amor de Dios y cercano a sus hermanos”.

(RV).- El Papa Francisco recibió este viernes a una delegación de El Salvador que peregrina a Roma para agradecer la reciente beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero.
“Pastor bueno, lleno de amor de Dios y cercano a sus hermanos que, viviendo el dinamismo de las bienaventuranzas, llegó hasta la entrega de su vida de manera violenta, mientras celebraba la Eucaristía, Sacrificio del amor supremo, sellando con su propia sangre el Evangelio que anunciaba”, dijo el Papa sobre monseñor Romero proclamado beato el 23 de mayo en El Salvador.
El Obispo de Roma recordó la convicción de que “la sangre de los mártires es semilla de cristianos” y agregó que la “sangre de un gran número de cristianos mártires que también hoy, de manera dramática, sigue siendo derramada en el campo del mundo, con la esperanza cierta que fructificará en una cosecha abundante de santidad, de justicia, reconciliación y amor de Dios”.
“Mártir no se nace. Es una gracia que el Señor concede, y que concierne en cierto modo a todos los bautizados” afirmó el Papa quien citó al arzobispo Romero para explicar que “dar la vida no significa sólo ser asesinados; dar la vida, tener espíritu de martirio, es entregarla en el deber, en el silencio, en la oración, en el cumplimiento honesto del deber; en ese silencio de la vida cotidiana; dar la vida poco a poco”.
Asimismo, el Papa Francisco recordó que en la historia reciente de El Salvador al testimonio de Mons. Romero, se ha sumado el de otros hermanos y hermanas, como el padre Rutilio Grande. “Todos estos hermanos son un tesoro y una fundada esperanza para la Iglesia y para la sociedad salvadoreña. El impacto de su entrega se percibe todavía en nuestros días. Por la gracia del Espíritu Santo, fueron configurados con Cristo, como tantos testigos de la fe de todos los tiempos”.
A pocas semanas del inicio del Jubileo extraordinario de la Misericordia, el Papa aseguró que el ejemplo de Mons. Romero constituye para El Salvador “un estímulo para una renovada proclamación del Evangelio de Jesucristo, anunciándolo de modo que lo conozcan todas las personas, para que el amor misericordioso del Divino Salvador invada el corazón y la historia de su buena gente”.
Papa Francisco: 
Dios perdona como Padre. 


(RV).- «Dios se compadece por cada uno de nosotros y por la humanidad, ha mandado a su Hijo, nuestro Señor Jesús para sanarla, para regenerarla, para renovarla», recordó el Papa Francisco en su homilía de la Misa, en la Capilla de la Casa de Santa Marta, que centró en la compasión de Dios.

El Santo Padre habló en español y puso de relieve que la compasión de Dios no tiene nada que ver con el tener lástima:

«Es interesante que en la parábola, que todos conocemos del hijo pródigo, se dice que cuando el padre – que es la figura de Dios que perdona – ve venir a su hijo se compadeció. La compasión de Dios no es tener lástima, no tiene nada que ver una cosa con la otra».

Puedo tener lástima de un perro que se está muriendo, pero la compasión de Dios, - explicó el Papa - es meterse en el corazón del otro, con corazón de Padre, por eso envió a su Hijo:

«Jesús curaba a la gente pero no era un curandero. Curaba a la gente como signo, además de curarla en serio, pero como signo de esa compasión de Dios, para salvar. Para volver a poner en su sitio. A la oveja perdida, en el corral… la moneda perdida, para aquella señora, en el monedero…

¡Dios se compadece! ¡Dios apuesta su corazón de Padre! ¡Apuesta su corazón por cada uno de nosotros! ¡Cuando Dios perdona, perdona como Padre! No como un empleado judicial, que lee un expediente y dice: sí, realmente puede ser absuelto, porque no hay materia tal…

¡Dios perdona de adentro! ¡Perdona porque se metió en el corazón de esa persona!»

Jesús ha sido enviado por el Padre para «traer la Buena Nueva, para liberar al que se siente oprimido», volvió a recordar el Obispo de Roma, para luego hacer hincapié en que Jesús ha sido enviado por el Padre para «meterse en cada uno de nosotros, liberándonos de nuestros pecados, de nuestros males y para llevarlos»:

«Y esto es lo que hace un cura: conmoverse, comprometerse con la vida de la gente. Porque un cura es sacerdote como Jesús es sacerdote. ¡Cuántas veces después nos tuvimos que ir a confesar! Pero ¡cuántas veces criticamos a los curas que no les interesa lo que les pasa que a sus feligreses, que no se preocupan. No, no es un buen cura, decimos. Un buen cura es el que se mete».

Un buen cura es el que se implica en todos los problemas humanos, volvió a señalar el Papa Francisco, que saludó al Card. Javier Lozano Barragán, que participó en la Misa, en ocasión de sus 60 años de sacerdocio. El Santo Padre se refirió al servicio que el purpurado mexicano ha ofrecido a la Iglesia y agradeció en particular su empeño en el dicasterio para los Agentes Sanitarios: «al servicio que la Iglesia brinda a los enfermos» - dijo. Y dando gracias a Dios por estos 60 años de sacerdocio, añadió que son un regalo que el Señor concede al Card. Barragán.

(CdM – RV)
Pidió el Papa
La persona... centro de la economía y la ética 

(RV).- Con el Evangelio y el Magisterio social de la Iglesia, los empresarios católicos sean artífices del desarrollo al servicio del bien común, en la familia, en el trabajo, en la sociedad y en el cuidado de la creación, con especial atención a los más necesitados, exhortó el Papa Francisco al recibir a numerosos miembros de la Unión Cristiana de Empresarios y Dirigentes, asociación eclesial, reconocida por los Obispos italianos.
El Santo Padre recordó la importancia de que se tutele «la armonización entre trabajo y familia» y el derecho de las trabajadoras, en su vocación a la maternidad y a la presencia en los hogares. Y puso de relieve asimismo que «las instituciones, los empresarios, los economistas, los organismos financieros y bancarios» y todos los sujetos implicados en el mundo laboral tienen la responsabilidad de actuar con «ética», «honradez» y «competencia».
Con su llamada a poner en el centro a la persona humana, alentó a los empresarios a mantener el Evangelio vivo en sus corazones, en sus mentes y en sus acciones. Y con su invitación a ser misioneros en la dimensión social del Evangelio, el Papa Francisco recordó el Jubileo de la Misericordia:
«Esta llamada a ser misioneros en la dimensión social del Evangelio, en el mundo difícil y complejo del trabajo, de la economía y de la empresa, conlleva también una apertura evangélica a las diversas situaciones de pobreza y de fragilidad. Se trata, también aquí, de una actitud, de un estilo con el cual llevar adelante los programas de promoción y asistencia, incrementando las numerosas y beneméritas obras concretas del compartir y de la solidaridad que sostienen en varias partes de Italia. Éste será también un modo que les es propio para poner en práctica la gracia del Jubileo de la Misericordia».
El Papa a Radio María:
“Es necesario amar con el corazón de María, para vivir y sentir en sintonía con la Iglesia”. 
(RV).- “La Radio, de este modo, se convierte en un medio de primer orden para vehicular la esperanza, aquella verdadera que deriva de la salvación traída por Cristo Señor”, lo dijo el Papa Francisco a los miembros de la Asociación Radio María a quienes recibió en audiencia en la Sala Clementina del Vaticano en el marco del VI Congreso Mundial de esta emisora mariana.
En su discurso, el Santo Padre subrayó el objetivo primordial de Radio María de ayudar a la Iglesia en la obra de evangelización; estando cerca de la gente, con palabras de consolación y de esperanza, fruto de la fe y del compromiso de solidaridad. En este camino, afirmó el Pontífice, la providencia divina siempre los ha asistido. “En el llevar adelante su misión se han confiado de la Providencia, que nunca les ha hecho faltar los medios para las necesidades cotidianas: para la modernización de las tecnologías, en modo de disponer de instrumentos al paso con los tiempos, y para el desarrollo de la Radio, primero en Italia y luego en tantos Países del mundo, con una sutileza y una rapidez sorprendente. Al respecto, el desafío es mantener el estilo de sobriedad, no obstante la búsqueda de los instrumentos adecuados”.
Asimismo, el Obispo de Roma resaltó el trabajo que esta Emisora está desarrollando en diversas partes del mundo, en diversas culturas, lenguas y tradiciones, constituyéndose de este modo, en buena noticia para todos, incluso para aquellos que por primera vez entran en contacto con el mensaje evangélico. En este sentido, el Sucesor de Pedro los animó a perseverar en su misión promoviendo el amor a la Iglesia y la devoción a la Madre de Dios. “Por eso, los invito a perseverar en su compromiso, que se ha convertido en una verdadera misión, con fidelidad al Evangelio y al Magisterio de la Iglesia y en escucha de la sociedad y de las personas, especialmente de los más pobres y marginados, de tal modo ser para todos sus oyentes un punto de referencia y un apoyo. De hecho, difundiendo el Evangelio y la devoción a la Medre de Jesús, promoviendo el amor a la Iglesia y a la oración, se ofrece un “canal” valido para escuchar bellas reflexiones, para aprender a rezar, para profundizar los contenidos de la fe que edifican y amplían los horizontes”.
“La Radio, de este modo, afirmo el Papa, se convierte en un medio que no comunica solo un conjunto de noticias, de ideas, de música sin un hilo conductor, y que podría solo buscar distraer y tal vez divertir, pero se hace un medio de primer orden para vehicular la esperanza, aquella verdadera que deriva de la salvación traída por Cristo Señor, y para ofrecer buena compañía a muchas personas que tienen necesidad”.
Por ello, dijo el Santo Padre es importante reflexionar sobre aquello que podría ser llamado “el carisma de Radio María”, es decir, el servicio que ofrecen a la Iglesia y a la sociedad civil, privilegiando en sus programas radiofónicos un amplio espacio a la oración y abriendo las puertas al Señor. “Es necesario por eso amar con el corazón de María para vivir y sentir en sintonía con la Iglesia. Por esto los animo a cultivar siempre el “jardín interior” de la oración, de la escucha de la palabra de Dios, y servirse de buenas lecturas profundizando su fe; en otras palabras, haciendo ustedes mismos lo que proponen a los demás con sus programas. Además, tengan siempre presente que ustedes donan algo grande y único: la esperanza cristiana, que es más que una simple consolación espiritual, porque se funda sobre la potencia de la Resurrección, testimoniada con la fe y las obras de caridad”.
Antes de concluir su discurso, el Papa Francisco encomendó a la materna protección de María la Radio, las personas y las familias de aquellos que trabajan ahí, y todos los oyentes y radioescuchas. Finalmente los bendijo y les pidió que por favor, no se olviden de rezar por él.
(Renato Martinez – Radio Vaticano)
Texto completo del discurso del Papa Francisco
Queridos hermanos y hermanas,
Los saludo con afecto a todos ustedes, que conforman la “Familia mundial de Radio María”. Agradezco al Presidente Emanuele Ferrario por sus amables palabras, y agradezco a todos ustedes, dirigentes de las diversas emisoras, activas alrededor de setenta Países en los cinco continentes. A través de ustedes, se hacen idealmente presentes aquí los rostros y los corazones de sus oyentes que, en gran medida, aprecian y siguen los programas radiofónicos de Radio María y la sostienen con el voluntariado y las donaciones.
Radio María, desde sus origines, se propuso el objetivo de ayudar a la Iglesia en la obra de evangelización; y hacerlo a su modo, es decir con la cercanía a las preocupaciones y a los dramas de la gente, con palabras de consolación y de esperanza, fruto de la fe y del compromiso de solidaridad. Un objetivo claro y alto, perseguido con determinación y constancia, que ha sabido ganarse atención y continuación no común.
En el llevar adelante su intención se han confiado de la Providencia, que nunca les ha hecho faltar los medios para las necesidades cotidianas: para la modernización de las tecnologías, en modo de disponer de instrumentos al paso con los tiempos, y para el desarrollo de la Radio, primero en Italia y luego en tantos Países del mundo, con una sutileza y una rapidez sorprendente. Al respecto, el desafío es mantener el estilo de sobriedad, no obstante la búsqueda de los instrumentos adecuados.
La difusión de Radio María en tantos ambientes entre ellos diversos por la cultura, lengua y tradición, constituye una buena noticia para todos, porque demuestra que, cuando se tiene el valor de proponer contenidos de alto perfil a partir de una clara pertenencia cristiana, la iniciativa encuentra buena acogida más allá de las mejores previsiones, a veces también ante aquellos que tal vez por primera vez entran en contacto con el mensaje evangélico.
Pero esto no debe sorprendernos demasiado, porque María, la Madre de Dios y Madre nuestra, bajo cuyo nombre y protección esta puesta su Radio, Ella sabe encontrar el modo para realizar, a partir de pequeños y humildes inicios, grandes obras.
Por eso, los invito a perseverar en su compromiso, que se ha convertido en una verdadera misión, con fidelidad al Evangelio y al Magisterio de la Iglesia y en escucha de la sociedad y de las personas, especialmente de los más pobres y marginados, de tal modo ser para todos sus oyentes un punto de referencia y un apoyo. De hecho, difundiendo el Evangelio y la devoción a la Madre de Jesús, promoviendo el amor a la Iglesia y a la oración, se ofrece un “canal” válido para escuchar bellas reflexiones, para aprender a rezar, para profundizar los contenidos de la fe que edifican y amplían los horizontes. La Radio, de este modo, se convierte en un medio que no comunica solo un conjunto de noticias, de ideas, de música sin un hilo conductor, y que podría solo buscar distraer y tal vez divertir, pero se hace un medio de primer orden para vehicular la esperanza, aquella verdadera que deriva de la salvación traída por Cristo Señor, y para ofrecer buena compañía a muchas personas que tienen necesidad.
Hoy han venido a Roma de todas partes del mundo para reflexionar sobre aquello que podría ser llamado “el carisma de Radio María”. Eso hace que esta Radio sea escuchada cada día por más de 30 millones de personas en el mundo y viva mediante el aporte de miles de voluntarios, ofreciendo un servicio apreciado en la Iglesia local e importante también para comunidad civil. Todos aquellos que escuchan sus programas radiofónicos los reconocen como una Radio que da amplio espacio a la oración, testimoniando que, cuando nos abrimos a la oración, se abre la puerta, mejor dicho se desvela, al Señor. En el realizar esto tienen el modelo de la Virgen. Es necesario por eso amar con el corazón de María para vivir y sentir en sintonía con la Iglesia. Por esto los animo a cultivar siempre el “jardín interior” de la oración, de la escucha de la palabra de Dios, y servirse de buenas lecturas profundizando su fe; en otras palabras, haciendo ustedes mismos lo que proponen a los demás con sus programas. Además, tengan siempre presente que ustedes donan algo grande y único: la esperanza cristiana, que es más que una simple consolación espiritual, porque se funda sobre la potencia de la Resurrección, testimoniada con la fe y las obras de caridad.
Por lo tanto, pongamos bajo la protección del manto de María su Radio, las personas y las familias de aquellos que trabajan ahí, sus proyectos para el futuro, y todos los oyentes y radioescuchas. Bendigo a todos ustedes y a su trabajo. Y por favor, no se olviden de rezar por mí.
El Papa al Grupo Santa Marta: 
Combatir la trata de personas es un imperativo moral para los Estados

Ciudad del Vaticano, 30 de octubre de 2015 (Vis).-El Papa Francisco ha enviado un mensaje al Grupo Santa Marta- la iniciativa para la lucha contra la trata de personas impulsada por el pontífice- que involucra a cuerpos de seguridad de varios países, episcopados, organizaciones sociales y representantes de varias confesiones religiosas, que se reúne durante dos días en San Lorenzo del Escorial (España). La reina Sofía inaugura este viernes el encuentro, en el que participan cardenales y obispos, activistas sociales y unos 50 jefes de Policía de todo el mundo.
En el poco tiempo de su existencia -escribe Francisco- este benemérito grupo ha sabido realizar mucho y está llamado a una tarea decisiva para la erradicación de las nuevas esclavitudes y recuerda que en el úlitmo año ha habido novedades institucionales significativas, que sin duda pueden apoyar su actividad, comenzando por el Encuentro de los Alcaldes en la Ciudad del Vaticano el 21 de julio en el que importantes personalidades firmaron una declaración comprometiéndose a erradicar las nuevas esclavitudes que condenan como un crimen contra la humanidad.
También menciona la reciente aprobación de la Agenda 2030, con los nuevos objetivos del desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, entre los que se encuentra la adopción de medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas modernas de esclavitud y la trata de seres humanos y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, a más tardar en 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas.
Cita igualmente el Papa el discurso que pronuncio ante Organización de las Naciones Unidas en New York el pasado 25 de septiembre en el que afirmó que el mundo reclama de todos los gobernantes ''una voluntad efectiva, práctica, constante, de pasos concretos y medidas inmediatas, para preservar y mejorar el ambiente natural y vencer cuanto antes el fenómeno de la exclusión social y económica, con sus tristes consecuencias...Es tal la magnitud de estas situaciones y el grado de vidas inocentes que va cobrando, que hemos de evitar toda tentación de caer en un nominalismo declaracionista con efecto tranquilizador en las conciencias''. ''Hoy los 193 estados que adhieren a la ONU tienen un nuevo imperativo moral para combatir la trata de personas, verdadero crimen contra la humanidad. La colaboración entre los Obispos y las autoridades civiles, cada uno según su propia misión y naturaleza con el fin de ir descubriendo las mejores prácticas para la realización de esta delicada tarea, es un paso decisivo para asegurarse que la voluntad de los gobiernos llegue a las víctimas de un modo directo e inmediato, constante, eficaz y concreto''.
''Por mi parte -concluye Francisco- pido a Dios Todopoderoso que les dé la gracia de llevar adelante esta misión, tan delicada, tan humanitaria y tan cristiana, de curar las llagas abiertas y dolientes de la humanidad, que son también las llagas de Cristo. Les aseguro todo mi apoyo y mi oración, y el apoyo y las oraciones de los fieles de la Iglesia Católica. Con la ayuda de Dios y la colaboración de Ustedes este indispensable servicio del grupo de Santa Marta podrá liberar las víctimas de las nuevas esclavitudes, rehabilitar las y los cautivos y excluidos, desenmascarar a los traficantes y a los creadores del mercado, y rendir una asistencia eficaz a las ciudades y naciones; un servicio para el bien común y la promoción de la dignidad humana, que sepa actuar lo mejor de cada persona y de cada ciudadano''.
El Papa en el CELAM - América Latina  
Hay que mantener siempre viva en la Iglesia la pasión por nuestros pueblos.

(RV).- El Papa Francisco recibió en audiencia en la mañana de este viernes 30 de octubre a la presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM, encabezados por el presidente, el cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá. El Pontífice dirigió un mensaje a los obispos del Consejo, que este año celebra su sexagésimo aniversario, expresando su viva estima y uniéndose a ellos en acción de gracias por los frutos que ha dado el servicio de su trabajo a la Iglesia en Latinoamérica.


Texto completo
Querido Hermano:

Con ocasión de los 60 años del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), deseo unirme en oración de acción de gracias por todo el bien que el Señor ha ido sembrando y dando fruto por medio de su servicio a la Iglesia de Dios en América Latina.

Espero que el CELAM, teniendo como prioridad la conversión pastoral y misionera, sea cada vez más partícipe, sostén e ímpetu irradiante de ese movimiento evangelizador hacia todos los ambientes y confines. Es importante que nuestras comunidades sean «casa y escuela de comunión», que atraigan por una sorprendente fraternidad fundada en el reconocimiento del Padre común, y ayuden a mantener siempre viva en la Iglesia en América Latina la pasión por nuestros pueblos, la asunción de sus sufrimientos y la capacidad de discernimiento cristiano de las vicisitudes de su historia presente, para abrir caminos de mayor equidad, paz y justicia.

La próxima apertura del Jubileo extraordinario de la Misericordia será un acontecimiento de gracia en el que el CELAM ha de prestar un servicio fundamental de animación, intercambio y celebración.

Querido hermano, al transmitirle mis más cordiales saludos de viva estima, imparto a todos los miembros y colaboradores del CELAM, y a todo el episcopado latinoamericano y del Caribe, mi Bendición Apostólica, poniendo en la tilma de Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América, todos estos propósitos para que, por su intercesión, Nuestro Señor Jesucristo suscite siempre nuevos y más santos discípulos misioneros en nuestras iglesias, y más valientes constructores de paz y justicia en nuestras naciones.

(from Vatican Radio)

sábado, 24 de octubre de 2015

El Papa

Nuevo Dicasterio

(RV).- Hoy, jueves 22, al inicio de la Congregación general vespertina del Sínodo, el Santo Padre ha tomado la palabra y ha hecho el siguiente anuncio:
“He decidido instituir un nuevo Dicasterio con competencia sobre los laicos, la familia y la vida, que sustituirá al Pontificio Consejo para los laicos y al Pontificio Consejo para la familia, y al cual estará conexa la Pontificia Academia para la vida.
Con tal propósito he constituido una comisión apropiada que proveerá a redactar un texto que delinee canónicamente las competencias del nuevo Dicasterio, y que será propuesto para su discusión al Consejo de Cardenales, que se llevará a cabo el próximo mes de diciembre”.
Nadie puede dudar que este es el Papa de la familia!!!!! 
San Juan Pablo II jóvenes del mundo:
Testimoniar el amor de Dios, sembrar esperanza y construir la paz.
(RV).- Además de la atención a las familias de San Juan Pablo II -  el Papa de la familia - destacada por el Papa Francisco – y que se puso de manifiesto con los encuentros mundiales de las familias, inaugurados por él en 1994, una de las bellas flores del Pontificado de Karol Wojtyla  - uno de los más largos de la historia - fue también su atención a los jóvenes, que le impulsó a iniciar en 1985 lasJornadas Mundiales de la Juventud. En las 19 ediciones de las JMJ celebradas a lo largo de su pontificado se reunieron millones de jóvenes de todo el mundo.
La primera fuera de Roma, tuvo lugar en Buenos Aires, el 12 de Abril de 1987. Inspirada en las palabras del Evangelio de Juan «Dios es Amor», tenía como lema: «Nosotros hemos reconocido y creído en el amor que Dios nos tiene». Desde la capital argentina, Juan Pablo II se unió a la celebración de Roma, centro de la Iglesia Universal, y abrazó a los jóvenes del mundo.
Alentándolos a acercarse a Cristo Redentor del hombre, destacó la presencia de la imagen de la Virgen de Luján, que había sido trasladada desde su santuario para esta histórica ocasión. Revivamos, en su memoria litúrgica y  con su misma voz, una parte de sus vibrantes palabras:
«¡Queridos jóvenes de Argentina, de América Latina y de todo el mundo!
¡Dios es Amor!
‘Nosotros hemos reconocido y creído en el amor que Dios nos tiene’ (1Jn 4, 16).
¡Venid, jóvenes! ¡Acercaos a Cristo, Redentor del hombre! Ese es el sentido que tiene vuestra presencia en la plaza de San Pedro en Roma, y hoy en esta gran avenida de la capital argentina. Es Cristo quien os atrae, es El quien os llama. Y junto a Jesucristo, nuestra Madre Santa María, que ha venido desde su santuario de Luján para estar con nosotros. A Ella os encomiendo al final de esta celebración. Sé muy bien todo lo que Nuestra Señora de Luján significa para vosotros, jóvenes argentinos, como meta de vuestras peregrinaciones anuales, a las que concurrís en gran número, llenos de devoción a la Madre de Dios, con manifiesta generosidad y esperanza.
El Santo Pontífice destacó la importancia del testimonio de los jóvenes afianzados en Cristo, para la Iglesia y el mundo:
«¡Jóvenes: Cristo, la Iglesia, el mundo esperan el testimonio de vuestras vidas, fundadas en la verdad que Cristo nos ha revelado!
¡Jóvenes: El Papa os agradece vuestro testimonio, y os anima a que seáis siempre testigos del amor de Dios, sembradores de esperanza y constructores de paz!»

viernes, 23 de octubre de 2015



Homilía del Papa:
“Nuestra conversión es un trabajo de todos los días”.

(RV).- El esfuerzo del cristiano está orientado a abrir la puerta del corazón al Espíritu Santo. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta.

El Pontífice subrayó que, para el cristiano, la conversión “es una tarea, es un trabajo de todos los días” que nos conduce al encuentro con Jesús. Y como ejemplo, Francisco relató la historia de una madre enferma de cáncer que hizo todo lo posible para vencer la enfermedad.

Porque como dijo el Papa, para el cristiano la conversión “es una tarea, un trabajo de todos los días”. El Papa Francisco se inspiró en la Primera Lectura, que corresponde a un pasaje de la Carta de San Pablo a los Romanos, para subrayar que para pasar del servicio de la iniquidad a la santificación, debemos esforzarnos cotidianamente.

No somos faquires, nuestro esfuerzo sirve para la santificación

El Papa Bergoglio observó que San Pablo utiliza “la imagen del deportista”, el hombre que “se entrena para prepararse para el partido, y hace un gran esfuerzo”. De ahí que haya afirmado: “Pero si éste para ganar un partido hace este esfuerzo, nosotros, que debemos llegar a aquella victoria grande del Cielo, ¿qué haremos?”. Por eso San Pablo nos “exhorta a ir adelante en este esfuerzo”:

“‘Ah, Padre, ¿podemos pensar que la santificación viene por el esfuerzo que yo hago, como la victoria para aquel que hace deporte viene por el entrenamiento?’. No. El esfuerzo que nosotros hacemos, este trabajo cotidiano de servir al Señor con nuestra alma, con nuestro corazón, con nuestro cuerpo, con toda nuestra vida sólo abre la puerta al Espíritu Santo. ¡Es Él quien entra en nosotros y nos salva! ¡Él es el don en Jesucristo! De lo contrario, nosotros nos pareceríamos a los faquires: no, nosotros no somos faquires. Nosotros, con nuestro esfuerzo, abrimos la puerta”.

Ir adelante, no retroceder frente a las tentaciones

Hay que ir adelante sin retroceder ante las tentaciones, lo que – reconoció el Papa – es una tarea difícil, “porque nuestra debilidad, el pecado original, el diablo, siempre nos mandan para atrás”. Y añadió que el autor de la Carta a los Hebreos “nos pone en guardia contra estas tentaciones de retroceder”, de “no ceder”. Es necesario– exhortó el Pontífice – “ir adelante siempre: un poco cada día” incluso “cuando hay una gran dificultad”:

“Hace algunos meses, me encontré con una mujer. Joven, madre de familia – una hermosa familia – que tenía cáncer. Un cáncer feo. Pero ella se movía con felicidad, como si estuviera sana. Y hablando de esta actitud, me dijo: ‘Padre, ¡hago todo lo posible para vencer el cáncer!’. Así hace el cristiano. Nosotros que hemos recibido este don en Jesucristo y hemos pasado del pecado, de la vida de la iniquidad a la vida del don en Cristo, en el Espíritu Santo, debemos hacer lo mismo. Cada día un paso. Cada día un paso”.

Pidamos la gracia de ser buenos en el entrenamiento de la vida

Hacia el final de su homilía el Santo Padre señaló algunas tentaciones como “las ganas de hablar” contra alguien. Y en ese caso – dijo – es necesario esforzarse para callar. O – añadió – “nos viene un poco de sueño” y no tenemos “ganas de rezar”, pero después rezamos un poco. Francisco reafirmó que debemos partir de las cosas pequeñas:

“Nos ayudan a no ceder, a no ir hacia atrás, a no volver a la iniquidad, sino a ir adelante, hacia este don, esta promesa de Jesucristo que será propiamente el encuentro con Él. Pidamos al Señor esta gracia: de ser buenos, de ser buenos en este entrenamiento de la vida hacia el encuentro, porque hemos recibido el don de la justificación, el don de la gracia, el don del Espíritu en Cristo Jesús”.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Afirmó el jesuita Federico Lombardi

Puedo confirmar que el Papa disfruta de buena salud.
(RV).- El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Padre Federico Lombardi, a propósito de noticias infundadas sobre la salud del Pontífice afirma en una nota:
“La difusión de noticias totalmente infundadas sobre la salud del Santo Padre por parte de un órgano de prensa italiano es gravemente irresponsable y no es digna de atención. Además, como todos ven, el Papa desarrolla siempre sin interrupción su intensísima actividad de modo absolutamente normal”.
Asimismo, el Padre Lombardi, hizo pública una declaración desmintiendo estas noticias falsas sobre la salud del Santo Padre: «Confirmo completamente el desmentido efectuado. Lo confirmo después de haberlo verificado con las fuentes oportunas, incluido el Santo Padre.Ningún médico japonés ha venido al Vaticano para visitar al Papa, ni se han efectúado análisis como los indicados en el artículo. Los departamentos competentes me han confirmado que tampoco ha habido vuelos de helicópteros que hayan llegado al Vaticano procedentes del exterior en el mes de enero. Puedo confirmar que el Papa disfruta de buena saludReitero que lo publicado constituye un acto de grave irresponsabilidad, absolutamente injustificable e incalificable. Y también es injustificable seguir alimentando similares informacionesinfundadas. Por lo tanto, se espera que este caso se cierre inmediatamente».

DESMENTIDA LA "NOTICIA" SOBRE EL PAPA FRANCISCO 
EL PAPA NO TIENE
TUMOR CEREBRAL


Queridos amigos, esta mañana nos hemos encontrado con que la prensa de muchos países repite la "noticia" lanzada por un periódico regional italiano, que afirma que el Papa Francisco tiene un pequeño tumor en el cerebro, pero que debería ser curable sin cirugía.

Este periódico, que no cita ninguna fuente en su artículo -no dice de dónde ha sacado las cosas que publica-, asegura que un médico japonés viajó al Vaticano en helicóptero desde una pequeña ciudad italiana "hace algunos meses" para visitar al Papa, diagnosticó un pequeño tumor en el cerebro pero afirmó que es curable.


A propósito de estas afirmaciones, el P. Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha declarado: "La difusión de noticias totalmente infundadas sobre la salud del Santo Padre por parte de un medio de prensa italiano es gravemente irresponsable y no merece atención. Además, como todos pueden ver, el Papa desarrolla como siempre su intensa actividad sin interrupción y con la más absoluta normalidad".

El Papa goza de buena salud

Esta mañana, el P. Lombardi ha dicho a los periodistas que ha comprobado personalmente las afirmaciones del periódico italiano acudiendo a las fuentes oportunas, entre ellas el propio Papa Francisco. Y ha afirmado:

"Ningún médico japonés ha venido al Vaticano a visitar al Papa. No se han realizado exámenes del tipo indicado en el artículo. Las oficinas competentes me han asegurado que no se han realizado vuelos de helicópteros llegados al Vaticano desde el exterior por lo menos desde el mes de enero".

Dirigiéndose directamente a los periodistas, el P. Lombardi añadió: "Puedo confirmar que el Papa goza de buena salud. Si estaban en la plaza esta mañana lo habrán visto ustedes también, y si corren detrás de él durante los viajes, lo saben ustedes. Todo lo más tiene algún problema en las piernas (refiriéndose a la leve cojera del Papa), pero la cabeza está absolutamente perfecta".

"Reafirmo que la publicación realizada es un grave acto de irresponsabilidad absolutamente injustificable e incalificable. Y es también injustificable seguir alimentando semejantes informaciones infundadas, por lo que se espera que este asunto se cierre aquí inmediatamente".

El mismo periódico publicó, junto a la "noticia" del tumor del Papa, una entrevista a un experto médico italiano, el profesor Maira. "El profesor Maira me telefoneó esta mañana desde Nueva York -contó el P. Lombardi-. Me dijo que una periodista le llamó para hacerle una entrevista sobre los tumores cerebrales sin decirle absolutamente nada del contexto por el que se la hacía y en el que sería publicada. Y con gran sorpresa ha visto esta mañana que había sido colocada junto a la "noticia" sobre el Papa. Este es un pequeño detalle para entender el tipo de contexto en el que hemos conocido esta 'noticia' esta mañana".

lunes, 19 de octubre de 2015

Unidos por un amor más grande
Los papás de santa Teresita, Celia y Luis en el altar familiar.

Al altar de la familia podemos agregar ya la imagen de los papás de santa Teresita del Niño Jesús: Celia y Luis Martín. También a Vicente Grossi y María de la Inmaculada. De los cuatro santos nuevos los más conocidos son el matrimonio Martín por la devoción mundial a la hija, que es doctora de la Iglesia y patrona de la misiones con el jesuita Francisco Javier.




El 18 de octubre del 2015, en la Plaza del santuario de san Pedro, Francisco presidió la eucaristía y el rito de canonizaciones, en plena asamblea de obispos en el Vaticano, por el sínodo sobre la vocación y misión de la familia en la Iglesia y el mundo contemporáneo.
El hecho de que Celia y Luis Martín sean canonizados juntos por un solo milagro con la intercesión de los dos; que los dos sean representados en la misma estampa y que un mismo relicario contenga las reliquias de los dos esposos unidos también en el cielo, nos habla de una amor más grande y largo. Sí, el amor de Dios es la fuente de todos los amores, sostiene y nutre los amores humanos y los hace transcenderse en la vocación y misión de la familia muchísimo más allá de aquella fórmula tan terrena: “hasta que la muerte los separe”. Ciertamente el amor que construye un hogar si está anclado en Dios Amor, es mucho más que todas las cosas terrenas y temporales, es infinito y eterno como Dios mismo. Y como imagen viva de Dios amor, la familia se puede prometer transformar el mundo entero en hogar común y la humanidad toda en una gran familia con Dios.
(from Vatican Radio)




Sínodo de la Familia:
Camino al documento final.

(RV).- Se reanudaron la mañana de este lunes, 19 de octubre, las sesiones de los Círculos Menores del Sínodo de los Obispos sobre la familia. Los trece grupos lingüísticos iniciaron los debates sobre la última parte del Instrumentum Laboris (documento de trabajo), dedicado al tema de “La misión de la familia hoy”.

Las relaciones de los Círculos serán presentados en la Asamblea este martes por la tarde durante la XIV Congregación General, en los siguientes días se realizaran diversas votaciones para la elección de los consejos y las reuniones de la Comisión para la elaboración de la relación final, cuyo proyecto será entregado a los Padres Sinodales para ser revisados y discutidos antes de su aprobación definitiva que se realizará durante la XVIII Congregación General del próximo sábado 24 de octubre.

De esta manera, el Sínodo de los Obispos, iniciado el pasado domingo 4 de octubre, va llegando a su termine. Han sido días de intenso intercambio de ideas y experiencias entre los participantes a la Asamblea, algunos de ellos han asegurado sentirse estos días “en familia, como en casa”, viviendo un signo bellísimo de colegialidad. Asimismo, precisaron que es normal que haya diversidad de opiniones porque “venimos de contextos diferentes, dijeron los Pastores, y en este sentido los desafíos no son los mismos. Aunque también hay algunos que son comunes”.

Uno de los temas que ha llamado la atención durante el debate de esta tercera parte del Sínodo sobre la familia, es la situación de los divorciados vueltos a casar por lo civil. Al respecto, los Padres Sinodales recordaron que no todos los casos son iguales. Es necesario, dijeron los Obispos, tener presente que es un campo delicado y no se puede generalizar, “es mejor estudiar caso por caso, mirando a la misericordia sin olvidar la doctrina”.

Finalmente, se espera que en esta última semana de trabajos y debates, el Sínodo pueda incidir en la vida de la Iglesia, poniendo a la familia en el lugar que le corresponde en la Comunidad de creyentes. Con la esperanza que esto pueda convertirse en una señal fuerte para nuestra sociedad y nuestros países que a menudo se olvidan sistemáticamente de la familia. Y sobre todo, sin perder de vista el verdadero sentido de la “sinodalidad” dentro de la Iglesia, es decir, viviendo la colegialidad episcopal en el espíritu de la eclesiología del Concilio Vaticano II.
(Vatican Radio)
Homilía del Papa: 

La riqueza divide a las familias.



(RV).- Jesús no condena la riqueza sino el apego a la riqueza que divide a las familias y provoca las guerras. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta.
El apego a las riquezas es una idolatría
El Papa Francisco recordó que no es posible “servir a dos patrones”: o se sirve a Dios o a la riqueza. Jesús “no está contra las riquezas en sí mismas”, sino que advierte ante el hecho de poner la propia seguridad en el dinero que puede hacer de la “religión una agencia de seguros”. Además, el apego al dinero divide, como dice el Evangelio que refiere acerca de los “dos hermanos que pelean por la herencia”:
“Pero pensamos nosotros en cuántas familias conocemos que han peleado, pelean, no se saludan, se odian por una herencia. Y éste es uno de los casos. El amor de la familia, el amor de los hijos, de los hermanos, de los padres no es más importante, no, es el dinero. Y esto destruye. También las guerras, las guerras que hoy vemos. Sí, hay un ideal, pero detrás está el dinero: el dinero de los traficantes de armas, el dinero de aquellos que se aprovechan de la guerra. Y ésta es una familia, pero todos  – estoy seguro – todos conocemos al menos a una familia dividida por este motivo. Y Jesús es claro: ‘Presten atención y estén lejos de toda codicia: es peligroso’. La codicia. Porque nos da esta seguridad que no es verdadera y te lleva sí a rezar  – tú puedes rezar, ir a la Iglesia – pero también a tener el corazón apegado, y, al final, termina mal”.
Jesús relata la parábola de un hombre rico, “un buen empresario”, cuyo “campo había producido tan abundantemente” que “estaba lleno de riquezas”…
“… Y en lugar de pensar: ‘Compartiré esto con mis obreros, con mis empleados, para que también ellos tengan un poco más para sus familias’, razonaba para sí: ‘¿Qué haré, puesto que no tengo dónde poner mi cosecha? Ah, haré así: demoleré mis depósitos y construiré otros más grandes’. Cada vez más. La sed del apego a las riquezas no termina jamás. Si tú tienes el corazón apegado a la riqueza – cuando tienes tantas – quieres más. Y éste es el dios de la persona que se apega a las riquezas”.
El camino de la salvación  – afirmó el Papa – es el de las Bienaventuranzas: “la primera es la pobreza de espíritu”, es decir, no estar apegado a las riquezas que  – si se las poseen – deben estar “al servicio de los demás, para compartir, para que tanta gente vaya adelante”.
Y el signo de que no tenemos “este pecado de idolatría” es dar limosna, es dar “a aquellos que tienen necesidad” y dar no de lo superfluo sino de lo que me cuesta “alguna privación” porque tal vez “sea necesario para mí”. “Eso es un buen signo. Eso significa que es más grande el amor a Dios que el apego a las riquezas”. Por tanto, hay tres preguntas que podemos hacernos, dijo Francisco:
“Primera pregunta: ‘¿Doy?’. Segunda: ‘¿Cuánto doy?’. Tercera pregunta: ‘¿Cómo doy? ¿Cómo da Jesús, con la caricia del amor o como quien paga un impuesto? ¿Cómo doy?’. ‘Pero padre, ¿qué quiere decir usted con esto?’. Cuando tú ayudas a una persona, ¿la miras a los ojos? ¿Le tocas la mano? Es la carne de Cristo, es tu hermano, tu hermana. Y tú en aquel momento eres como el Padre que no permite que le falte el alimento a los pajaritos del Cielo. Con cuánto amor da el Padre. Pidamos al Señor la gracia de estar libres de esta idolatría, el apego a las riquezas; la gracia de mirarlo a Él, tan rico en su amor y tan rico en su generosidad, en su misericordia; y la gracia de ayudar a los demás con el ejercicio de la limosna, pero como lo hace Él. ‘Pero, padre, Él no se ha privado de nada…’. Jesucristo, siendo igual a Dios, se privó de esto, se abajó, se aniquiló, y también Él se ha privado”.

La Santa española dio su vida por los necesitados
María de la Purísima de la Cruz.

(RV).- El Papa Francisco canonizó este domingo 18 de octubre a la santa española Madre María de la Purísima de la Cruz, superiora general de la Congregación de las Hermanas de la Compañía de la Cruz, quien dedicó su vida a atender a los pobres, los enfermos y a los más necesitados. Es la segunda religiosa de esta congregación en subir a los altares, junto con la fundadora Sor Ángela de la Cruz.
Un gran número de fieles de España y de Andalucía peregrinaron a Roma acompañados por el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo y numerosas religiosas de la compañía y sacerdotes, quienes participaron en la canonización que llevó a cabo el Papa Francisco y donde también fueron proclamados santos Luis y Celia Martin, padres de Santa Teresita del Niño Jesús y el sacerdote diocesano Vicente Grossi, fundador del Instituto de las Hijas del Oratorio.
El lunes 19 de octubre, tendrá lugar la Misa Solemne en acción de gracias por la canonización de la santa madrileña en la Basílica de Santa María la Mayor de Roma a las 16.00 horas.
María Isabel Salvat Romero, nombre con el que fue bautizada, nació en Madrid el 20 de Febrero de 1926. Perteneciente a una familia acomodada de la capital española, la nueva santa tomó los votos en 1952 y antes de llegar a Sevilla pasó por los conventos de Estepa y Villanueva del Río y Minas.
Fiel seguidora de Santa Ángela y observadora intachable de las reglas del Instituto, mantuvo intacto el carisma fundacional. Fue elegida Madre general de la Compañía de la Cruz el 11 de Febrero de 1977, pero antes fue maestra de novicias y consejera generalicia. Austera y pobre para sí misma -«De lo poco, poco», solía decir- hacía vivir a las hermanas el espíritu del Instituto en la fidelidad a las casas pequeñas y se entregó a todos los que la necesitaban, especialmente a las niñas de los internados. También atendía con verdadero cariño a ancianas enfermas, las lavaba y les hacía la comida.
Falleció el día 31 de octubre de 1998, en 2009 fue declarada venerable y en septiembre de 2010 fue beatificada en una multitudinaria ceremonia en el estadio de la Cartuja de Sevilla. La Santa Sede le ha reconocido dos milagros: la curación de una niña con una cardiopatía congénita y de un «armao» de la Macarena que despertó después de 12 días en coma.
(from Vatican Radio)

El deseo del Papa
Paz en Medio Oriente a la hora del Ángelus.


(RV).- "No al odio y a la venganza", apremiante llamamiento del Papa a la hora del Ángelus ante la violencia en Tierra Santa. El Santo Padre pide que se haga la paz y que recemos para que Dios nos refuerce a todos, a gobernantes y ciudadanos, para dar pasos concretos ante este gran conflicto del Medio Oriente.

Antes de rezar a la Madre de Dios, el Papa saludó a los fieles venidos de diferentes partes del mundo y concretamente a las Delegaciones Oficiales de España, Italia y Francia venidos por las canonizaciones de los nuevos santos, María de la Purísima, Vicente Grossi y Luis Martin y María Celia Guérin.
(MZ-RV)
Palabras del Papa antes del rezo del Ángelus:
Queridos hermanos y hermanas,
Sigo con gran preocupación la situación de tensión y violencia que afecta la Tierra Santa. En este momento se necesita mucho coraje y mucha fortaleza de ánimo para decir no al odio y a la venganza y cumplir gestos de paz. Por esto rezamos, para que Dios refuerce en todos, gobernantes y ciudadanos, la valentía de oponerse a la violencia y de realizar pasos concretos de distensión. En el contexto actual de Oriente Medio es más que nunca decisivo que se haga la paz en la Tierra Santa: esto nos pide Dios y el bien de la humanidad.
Al final de esta celebración, deseo saludar a todos ustedes que han venido a rendir homenaje a los nuevos Santos, especialmente a las Delegaciones oficiales de Italia, España y Francia.
Saludo a los fieles de la diócesis de Lodi y Cremona, así como a las Hijas del Oratorio. Que el ejemplo de San Vicente Grossi sostenga el compromiso por la educación cristiana de las nuevas generaciones.
Saludo a los peregrinos que han venido de España, en particular de Sevilla, y a  las Hermanas de la Compañía de la Cruz. Que el testimonio de Santa María de la Purísima nos ayude a vivir la solidaridad y cercanía con los más necesitados.
Saludo a los fieles provenientes de Francia, sobre todo de Bayeux, Lisieux y Sées: a la intercesión de los santos esposos Luis Martin y Maria Celia Guérin encomendamos las alegrías, las esperanzas y las dificultades de las familias francesas y de todo el mundo.
Agradezco a los señores Cardenales, a los Obispos, sacerdotes, personas consagradas, así como a las familias, los grupos religiosos y asociaciones.
Y ahora nos dirigimos con amor filial a la Virgen María. Ángelus domini...
(from Vatican Radio)

La familia
escuela de vida y expresión de amor

(RV).- “La familia como escuela de vida y expresión de amor” al centro de la reflexión en el Sínodo de los Obispos, así lo explica a Radio Vaticano el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo. La entrevista fue realizada por el jesuita Guillermo Ortiz.
“En primer lugar lo que tenemos que valorar, y que fue de alguna manera una intuición del Papa Francisco, es un sínodo sobre la familia. Esa es la primera buena noticia. En un mundo que hay tantos temas, problemas diversos, desde refugiados hasta problemas de guerras, poner a la familia como un tema central y hacer dos momentos del Sínodo significa que hay una gran sabiduría -yo diría- que saber que el centro de muchos problemas, a veces se nos olvida”.
“La Iglesia ha querido poner en la mesa principal de la reflexión la familia como escuela de vida, como expresión de amor, de vida, el lugar donde aprendemos las primeras relaciones fundantes de la vida, fraternidad, paternidad, filiación, donde se empieza a socializar el chico”.
“Como todo Sínodo tiene su camino, tres semanas, con tres capítulos, estamos en la última que son reflexiones más puntuales y que en eso puede haber diversidad, somos obispos de todo el mundo, por lo tanto es normal. Lo que yo tengo que rescatar -y no es para quedar bien con mis hermanos- es el clima de confianza, de libertad, de hablar sinceramente, a veces con posturas que pueden ser diversas, pero no en fracciones, puede ser si, que hay personas que piensan de una manera, pero creo que en esto el camino sinodal es caminar juntos, reflexionar y también saber que actúa en nosotros el Espíritu Santo…”.
“Por otra parte, el Sínodo no tiene que terminar con un documento, son proposiciones al Santo Padre para que él vea lo que la Iglesia hoy piensa acerca de la familia, los pastores, para que él con esos elementos pueda, si le parece conveniente, hacer una exhortación apostólica a toda la comunidad cristiana”.
Para Radio Vaticano, MTC.

Entrada destacada

ahora TENEMOS NUEVO NOMBRE

QUERIDOS AMIGOS LECTORES:  Desde ahora nuestra página ha cambiado su denominación pero no su dominio, esto se debe a que la página, pa...