CARTELERA

muy pronto... COBERTURA EXCLUSIVA DESDE EL SANTUARIO DE SAN NICOLÁS

martes, 13 de enero de 2015

‪JeSuisCharlie‬






Tras condenar en el día 9 el “horrible atentado” en París, el Santo Padre ha enviado un telegrama al Arzobispo de esta ciudad, el Cardenal André Vingt-Trois, firmado por el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin. Éstas las palabras del Pontífice: 
Al enterarse de la noticia del terrible atentado sucedido en París en la sede del ‘Charlie Hebdo’ y que ha provocado numerosas víctimas, Su Santidad Francisco se une en oración al dolor de las familias golpeadas por el luto y a la tristeza de todos los franceses. El Pontífice expresa su profunda cercanía a las personas heridas y a sus familias, pidiendo al Señor que les de consolación en esta prueba. El Santo Padre condena, una vez más, la violencia que genera tanto sufrimiento y, pidiendo a Dios el don de la paz, invoca sobre las familias afectadas y sobre los franceses la divina Bendición".
El Papa Francisco celebró la primera misa del Año Nuevo en la Capilla de la Casa de Santa Marta por las víctimas de París, tras la firme condena de ayer contra el horrendo atentado y su llamamiento a aponerse a la difusión del odio.
Celebración de la Santa Misa 
Tanta crueldad humana
Las primeras palabras del Papa Bergoglio al inicio de la celebración estuvieron dedicadas al ataque contra la sede del semanario satírico “Charlie Hebdo”, en el centro de la capital francesa:
“El atentado de ayer en París nos hace pensar en tanta crueldad, crueldad humana; en tanto terrorismo, ya sea el terrorismo aislado, o el terrorismo de Estado. Pero ¡la crueldad de la que el hombre es capaz! Oremos en esta Misa por las víctimas de esta crueldad. ¡Tantas! Y pidamos también por los crueles, para que el Señor cambie su corazón”.
Horrible atentado
Ya ayer el Papa había expresado su “más firme condena por el horrible atentado” que ha sembrado “la muerte, dejando consternada a la entera sociedad francesa, turbando profundamente a todas las personas amantes de la paz, mucho más allá de los límites de Francia”.
Oponerse a la difusión de la violencia
Tal como refirió el Padre Federico Lombardi,  Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Papa Francisco “participa con la oración en el sufrimiento de los heridos y de las familias de los difuntos y exhorta a todos a oponerse con todos los medios a la difusión del odio y de toda forma de violencia, física y moral, que destruye la vida humana, viola la dignidad de las personas, mina radicalmente el bien fundamental de la convivencia pacífica entre las personas y los pueblos, a pesar de las diferencias de nacionalidad, de religión y de cultura. Independientemente de la motivación, la violencia homicida es abominable, jamás es justificable, la vida y la dignidad de todos deben ser garantizadas y tuteladas con decisión, mientras toda instigación al odio debe ser rechazada, a la vez que se debe cultivar el respeto por el otro”.
Curar las causas del odio
“El Papa – afirmó también el Padre Lombardi – expresa su cercanía, su solidaridad espiritual y su apoyo a todos aquellos que, según sus diversas responsabilidades, siguen empeñándose con constancia por la paz, la justicia y el derecho, para curar en profundidad las fuentes y las causas del odio, en este momento doloroso y dramático, en Francia y en cualquier parte del mundo marcada por tensiones y violencias”.

El papa Francisco, sobre el aborto y la eutanasia: "No es lícito liquidar; matar una vida para resolver un problema"

El sumo pontífice condenó duramente la "falsa compasión" que justifica la realización de estos procedimientos; fue durante un discurso ante médicos católicos italianos

El papa Francisco apuntó hoy contra el aborto, la eutanasia y la fecundación in vitro al calificar como "falsa compasión" la justificación que se puede utilizar para realizar estos procedimientos, durante un discurso a los profesionales de la Asociación de Médicos Católicos italianos que se reunieron en el Vaticano.
Allí Francisco indicó que "el pensamiento dominante propone a veces una falsa compasión que se presenta como una ayuda a la mujer el favorecer el aborto; como acto de dignidad procurar la eutanasia; como una conquista científica producir un hijo considerado como un derecho y no como un don; o usar vidas humanas como conejillos de Indias para salvar presumiblemente a otras".
"La fidelidad al Evangelio de la vida y al respeto de la misma como don de Dios requiere a veces opciones valientes y contracorriente que, en particulares circunstancias, pueden llegar a la objeción de conciencia", indicó a los médicos.
Sobre el aborto, Francisco indicó que "no es un problema religioso ni filosófico sino científico" porque "es una vida humana y no es lícito liquidar, matar una vida humana para resolver un problema".
"Y lo mismo vale para la eutanasia. La eutanasia escondida, en la cultura del descarte, con los ancianos... ¡Es pecado contra Dios!", exclamó.
"Estamos en un tiempo en el que se hacen experimentos con la vida", comentó y apuntó también contra la fecundación in vitro: "Se hacen hijos en lugar de acogerlos como don de Dios".
El papa les dijo a los médicos que su misión "los pone cada día en contacto con tantas formas de sufrimiento" y, en ese sentido, los alentó "a hacerse cargo como buenos samaritanos, cuidando de forma especial a los ancianos, a los enfermos y a los discapacitados".

Papa Francisco en su Visita a Sri Lanka manifiesta 

“amor y preocupación de la Iglesia”


COLOMBO, 12 Ene. 15 / 11:14 pm (ACI/EWTN Noticias).- En sus primeras palabras tras llegar a Sri Lanka, durante la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto de Colombo, el Papa Francisco señaló que su visita apostólica manifiesta el “amor y preocupación de la Iglesia” por este país.
El Santo Padre agradeció el “cordial recibimiento”, y aseguró que “he deseado mucho esta visita a Sri Lanka y pasar estos días junto a ustedes”.
“Sri Lanka es conocida como la Perla del Océano Índico por su belleza natural. Pero es aún más importante que esta isla sea célebre por la calidez de su gente y la rica diversidad de sus tradiciones culturales y religiosas”.
Francisco indicó que su visita a Sri Lanka “es fundamentalmente pastoral”, destacando que “como Pastor universal de la Iglesia católica, he venido para conocer, animar y rezar con los fieles católicos de esta isla”.
“Un momento culminante de esta visita será la canonización del beato José Vaz, cuyo ejemplo de caridad cristiana y respeto a todas las personas, independientemente de su raza o religión, sigue siendo una fuente de inspiración y enseñanza en la actualidad”.
Sin embargo, dijo, “mi visita también quiere expresar el amor y preocupación de la Iglesia por todos los ciudadanos de Sri Lanka, y confirmar el deseo de la comunidad católica de participar activamente en la vida de esta sociedad”.
El Papa recordó que “una tragedia constante en nuestro mundo es que tantas comunidades estén en guerra entre sí. La incapacidad para conciliar diferencias y desacuerdos, ya sean antiguos o nuevos, ha dado lugar a tensiones étnicas y religiosas, acompañadas con frecuencia por brotes de violencia”.
“Durante muchos años, Sri Lanka ha conocido los horrores de la contienda civil, y ahora trata de consolidar la paz y curar las heridas de esos años. No es tarea fácil superar el amargo legado de injusticias, hostilidad y desconfianza que dejó el conflicto”.
Francisco aseguró que “esto sólo se puede conseguir venciendo el mal con el bien y mediante el cultivo de las virtudes que favorecen la reconciliación, la solidaridad y la paz”.
“El proceso de recuperación debe incluir también la búsqueda de la verdad, no con el fin de abrir viejas heridas, sino más bien como un medio necesario para promover la justicia, la recuperación y la unidad”.
El Santo Padre señaló que “estoy convencido de que los creyentes de las diversas tradiciones religiosas tienen un papel esencial en el delicado proceso de reconciliación y reconstrucción que se está llevando a cabo en este país. Para que el proceso tenga éxito, todos los miembros de la sociedad deben trabajar juntos; todos han de tener voz”.
“Todos han de sentirse libres de expresar sus inquietudes, sus necesidades, sus aspiraciones y sus temores”.
“Pero lo más importante es que todos deben estar dispuestos a aceptarse mutuamente, a respetar las legítimas diferencias y a aprender a vivir como una única familia”.
El Papa aseguró que “siempre que las personas se escuchan unos a otros con humildad y franqueza, sus valores y aspiraciones comunes se hacen más evidentes. La diversidad ya no se ve como una amenaza, sino como una fuente de enriquecimiento. El camino hacia la justicia, la reconciliación y la armonía social se ve con más claridad aún”.
La obra de reconstrucción, dijo, “debe abarcar no solo la mejora de las infraestructuras y la satisfacción de las necesidades materiales, sino también, y más importante aún, la promoción de la dignidad humana, el respeto de los derechos humanos y la plena inclusión de cada miembro de la sociedad”.
“Tengo la esperanza de que los líderes políticos, religiosos y culturales de Sri Lanka, considerando el bien y el efecto positivo de cada una de sus palabras y actuaciones, contribuirán de manera duradera al progreso material y espiritual del pueblo de Sri Lanka”.
Al concluir su mensaje, el Papa expresó su deseo de que “estos días que pasaremos juntos sean días de amistad, diálogo y solidaridad”.
“Invoco la abundancia de las bendiciones de Dios sobre Sri Lanka, la Perla del Océano Índico, y rezo para que su belleza resplandezca en la prosperidad y la paz de todos sus habitantes”, concluyó.

¿Cómo el papa Francisco planea salvar al planeta?


El papa Francisco planea 'llamar a las armas' a todos los católicos del mundo contra el cambio climático, algo que puede enfadar a numerosos conservadores del Vaticano.

Según el obispo Marcelo Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, citado por el periódico'The Guardian', el papa quiere tener una influencia directasobre la conferencia vital sobre el clima de la ONU que se celebrará en 2015 en París y será la culminación de décadas de negociaciones que ayudará a determinar el futuro del planeta.
"La idea es convocar una reunión con los líderes de las principales religiones para que todas las personas sean conscientes del estado de nuestro clima y la tragedia de la exclusión social. (…) Si continúan las tendencias actuales, el siglo será testigo del cambio climático sin precedentes y la destrucción del ecosistema con consecuencias trágicas", dijo Sorondo. 
El papa ha anunciado un plan para emitir una "encíclica" de la Iglesia Católica sobre el cambio climático. No obstante, no va a ser fácil para Francisco convencer a 1.200 millones de católicos en el mundo de la importancia del asunto. Hasta en las propias filas del Vaticano hay quienes que se muestran escépticos acerca de los impactos del calentamiento global.

Entrada destacada

ahora TENEMOS NUEVO NOMBRE

QUERIDOS AMIGOS LECTORES:  Desde ahora nuestra página ha cambiado su denominación pero no su dominio, esto se debe a que la página, pa...