Simposio Internacional 

sobre Trata en el Vaticano

(RV).- La Pontificia Academia de las Ciencias Sociales realizará el Simposio Mundial de Jóvenes contra la Trata de personas para dar a conocer la preocupante situación por las nuevas formas de esclavitud, que afectan a millones de personas en todo el mundo.

La cita será el 7 y 8 de noviembre en la Casina Pío IV del Vaticano y tendrá por lema "El perfecto amor echa fuera el temor, la avidez y la esclavitud: los jóvenes tienen que guiar el camino".

Los organizadores buscan “concientizar sobre esta temática y hacer que el tema sea tratado por los medios de comunicación”, además explican que “escuchar el testimonio de víctimas de trata, activistas y referentes políticos, sociales y religiosos permitirá desarrollar una estrategia para conformar una red mundial de jóvenes con experiencia territorial que sean promotores y puntos de referencia para las agencias y las instituciones que combaten esta causa en el mundo”.

El canciller de la Academia Pontificia de Ciencias y Ciencias Sociales, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo explicó que el nombre del Simposio “indica el camino que deben andar guiando los y las jóvenes: el amor perfecto echa fuera el temor, la avidez y la esclavitud. De modo que solo viviendo la plenitud del amor se puede liberar a nuestros hermanos de la esclavitud y de los motivos de la misma que son el temor y la avidez, por lo que instrumentalizamos al nuestro prójimo haciéndolo esclavo de nuestros intereses hasta llegar a considerarlos cosas y no personas”.

“Las expectativas -continua monseñor Sánchez Sorondo- son la concientización generacional, el descubrimiento de las mejores prácticas para erradicar la esclavitud y la mutua comunicación de las mismas”. Asimismo, la redacción de “un manual por parte de los y las jóvenes que ayude a la concientización y a la realización de las mejores prácticas para evitar la tentación de caer en ‘un nominalismo declaracionista’ con efecto tranquilizado de las conciencias pero sin liberar realmente las vidas inocentes que la globalización de la indiferencia se va cobrando más y más”.

El material recopilado se convertirá en un manual escrito para los jóvenes que podrán utilizarlo en sus cursos de capacitación y de sensibilización, o para encontrar ideas para ulteriores investigaciones.

El Papa Francisco ha llamado a la humanidad a cuidar al ser humano y sobre todo a aquellas personas más indefensas, como lo refleja la encíclica Laudato Si´.

“La esclavitud moderna en término de trata de personas, trabajo forzado, prostitución, explotación de órganos es un crimen de lesa humanidad”.

“Estamos ciertamente en una época donde la persona humana es usada como objeto y termina siendo material de descarte. A los ojos de Dios no hay material de descarte, hay solo dignidad, una lucha contra ese movimiento que lleva a la humanidad a que piense que una persona es un objeto que se usa y se tira, un objeto de uso, rescatar la dignidad de la persona… comprometerse es dar la vida, gastar la vida, y la vida tiene sentido solamente si uno está dispuesto a jugar, a hacerla correr para el bien de los demás, esta lucha por recuperar la dignidad de las personas pide compromiso. Gracias por el trabajo que no es fácil”.

(Mercedes De La Torre – Radio Vaticano).

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.