Llamamiento del Papa tras el atentado en Turquía


(RV).- Después de rezar el Ángelus del segundo domingo de octubre, en el primero de los tres días de luto nacional decididos por el gobierno turco al día siguiente del atentado en Ankara, y del que aún no se ha establecido el número exacto de las víctimas mortales, puesto que las condiciones de diversos heridos hospitalizados resultan en condiciones críticas, con la incertidumbre de los autores del ataque, el Papa Francisco hizo el siguiente llamamiento:

“Ayer hemos recibido con gran dolor la noticia de la terrible matanza acaecida en Ankara, en Turquía. Dolor por los numerosos muertos. Dolor por los heridos. Dolor porque los terroristas han atentado contra personas inermes que manifestaban por la paz. Mientras rezo por ese querido país, pido al Señor que acoja a las almas de los difuntos y que consuele a los que sufren y a sus familiares”. Recemos en silencio. Todos juntos”.

(from Vatican Radio)


Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.