CARTELERA

muy pronto... COBERTURA EXCLUSIVA DESDE EL SANTUARIO DE SAN NICOLÁS

jueves, 17 de septiembre de 2015


PAPA FRANCISCO Y SU PRIMERA VISITA A ESTADOS UNIDOS
Llegará desde Cuba el martes 22. Los católicos lo aguardan con esperanza, pero genera incomodidad en ámbitos republicanos por sus posiciones políticas.
El Papa Francisco jamás pisó los Estados Unidos. Pero cuando ponga sus pies en este país en pocos días, el Pontífice que llamó a “hacer lío” agitará con su inmenso carisma el fervor de los católicos, pero también el mundo político estadounidense, que espera con ansiedad y también desconfianza la llegada del líder de más de 1.200 millones de fieles, que ha criticado con dureza los excesos del capitalismo.
Francisco aterrizará en la base Andrews a las 4 de la tarde del martes 22. Vendrá directo desde Cuba, donde el próximo sábado iniciará quizás una de las giras más políticas de su pontificado. Allí dará misa en la plaza de la Revolución de La Habana, Holguín y Santiago y también se verá con Raúl y Fidel Castro. Es todo un símbolo que el Pontífice haya elegido estos dos países en un mismo viaje. Pone así el sello a un histórico proceso de deshielo entre Washington y La Habana, que fue promovido por el propio Francisco en secreto y que desembocó en el relanzamiento de las relaciones diplomáticas en julio, tras cinco décadas de ruptura.
El presidente Barack Obama y su esposa Michelle darán la bienvenida personalmente a Francisco en la base Andrews y al día siguiente lo recibirán en la Casa Blanca. Obama nunca ha ocultado el afecto y la admiración que siente por el Pontífice. Lo ha llamado un “líder transformador” cuya influencia ha trascendido a la comunidad católica y, según dijo monseñor Guillermo Karcher a Clarín, los mandatarios tienen una “relación de afecto maravillosa”.
El propio vicepresidente Joe Biden, que es católico, dijo que la visita marcará un momento importante no sólo para esa comunidad de fieles, sino para todos los estadounidenses. “Francisco ha insuflado una nueva vitalidad a lo que creo que es la misión central de nuestra fe: la doctrina social de la Iglesia”, dijo. Y agregó que el Papa “se ha convertido en un norte moral para el mundo en algunos de los temas más importantes de nuestro tiempo: de la desigualdad al cambio climático”.
Consultado por Clarín, Roberto Goizueta, profesor de Teología Católica del Boston College, dijo que en estos últimos años, fundamentalmente por los escándalos de abusos sexuales de sacerdotes en este país, “hay muchos católicos que se han sentido desanimados, desesperados y creo que la elección de este Papa y esta visita a EE.UU. representa para nosotros un momento de alegría, de esperanza, de ánimo. No me acuerdo de haber visto a la comunidad católica aquí tan entusiasmada como con esta visita. Es un momento muy especial”, aseguró el académico.
Luego de ver a Obama, el Papa paseará entre la multitud que lo esperará en el Mall, el inmenso espacio verde donde están los monumentos públicos de Washington y por la tarde dará una misa de canonización del jesuita Junípero Serra. Al día siguiente tendrá una cita histórica en el Congreso. Será el primer pontífice en hablar en sesión conjunta de ambas cámaras. Es todo un éxito para el líder de los representantes, John Boehner, católico, que había invitado sin éxito a los papas al recinto los últimos 20 años.
Para los republicanos, que dominan las cámaras, no será una visita cómoda. Si bien no ha hecho cambios a la doctrina de la Iglesia, Francisco ha afianzado su postura ideológica contraria a la de Boehner y su partido. Calificó los excesos del capitalismo como “el estiércol del Diablo”, suplicó que se actúe para detener el calentamiento global y apoyó el acuerdo nuclear con Irán. Para muchos republicanos, que dicen que el cambio climático es un invento, que rechazan el pacto con Teherán y buscan recortar programas sociales, que Francisco hable de esos temas ante miles de fieles será evidentemente un problema. Sobre todo cuando ya está en marcha la campaña electoral para las presidenciales del año que viene.
Sin embargo, el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, asesor personal de Francisco, dijo que el Papa “no hablará como enemigo del sistema o de la cultura” sino como “pastor que quiere mejorar el mundo, en especial para los que no tienen voz”.
Francisco irá luego a Nueva York, donde dará un discurso ante la Asamblea General de la ONU, visitará el memorial del 11-S, una escuela del Harlem y ofrecerá una misa en el Madison Square Garden. Luego partirá a Filadelfia, donde habrá una misa masiva como broche final del Encuentro Mundial de Familias, y visitará una cárcel.
Thomas Reese, analista del periódico National Catholic Reporter, dijo a The New York Times que “el corazón de Francisco pertenece al Tercer Mundo y al Hemisferio Sur, pero tiene un estilo para pregonar el Evangelio que es muy atractivo para la gente en Estados Unidos”. Y aseguró: “Creo que habrá una respuesta abrumadora del pueblo estadounidense hacia él. Creo que los cautivará”.
FUENTE: Nota de Paula Lugones de Clarín.

Entrada destacada

ahora TENEMOS NUEVO NOMBRE

QUERIDOS AMIGOS LECTORES:  Desde ahora nuestra página ha cambiado su denominación pero no su dominio, esto se debe a que la página, pa...