Papa Francisco le pide cantar. 

Una chica víctima de bullying le canta una canción

Durante una videoconferencia
Valerie Herrera una niña que sufre una enfermedad en la piel que le ha costado el ataque de sus compañeros. Pudo superar la discriminación a través del canto. El Papa escuchó su historia y mirá lo qué le dijo.

Valerie le contó a la WLS-TV de Chicago;"Estaba muy nerviosa, estábamos hablando, y empecé a llorar por los nervios’’.
La joven contó que aprendió la canción "Por ti María’’ hace años en el coro y que fue la primera que le vino a la cabeza. Cantó en español, y el papa le sonrió y le dio las gracias.
Francisco comenzará 
el 22 de septiembre en Washington su primera visita a Estados Unidos. Después se va a dirigir Nueva York y Filadelfia.
"Estoy rezando por todos ustedes, pueblo de Estados Unidos, y les pido que recen por mí’’, dijo Francisco.
El centro en el que estudia Herrera, la escuela secundaria jesuita Cristo Rey del barrio de Pilsen, en Chicago, fue notificada a finales de la semana pasada de la oportunidad que tenían sus alumnos para hablar con el papa, informó la televisora WLS. Su presidente, Antonio Ortiz, dijo que se quedó sorprendido al saber que Francisco había seleccionado personalmente su centro.

(Fuente: agencias)

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.