Impulso de gracia y renovación con el Papa, para Filadelfia y el mundo
(RV) .- Un récord de inscripciones, con más de 17 mil pelegrinos participantes en el Congreso que precede el Encuentro mundial de las Familias en Filadelfia, con representantes de más de cien países.
El evento extraordinario del Encuentro mundial del Papa Francisco en ‘Philly’ – apodo con el que los filadelfios llaman con cariño a su ciudad – es también “una oportunidad de gracia, con el poder de transformar positivamente a toda la sociedad civil, en esta región y en el mundo”. Lo destacó - momentos antes de la solemne inauguración -  el Arzobispo de Filadelfia Mons. Charles Chaput, como Pastor de una de las ciudades más grandes de Estados Unidos, no sólo por su histórico papel en el nacimiento de la nación. También en lo que respecta el desarrollo de los ideales políticos al servicio de los derechos humanos y de la libertad y dignidad humana.
Como nos alienta el Santo Padre, en la Evangelii Gaudium,  y no sólo, cuanto más impulsamos y sostenemos a las familias, toda la sociedad se enriquece por el bien de todo ser humano,  hizo hincapié Mons. Chaput y destacó que Filadelfia es también un icono católico para Estados Unidos, con dos grandes santos:  la Madre Catalina Drexel y el Obispo John Neumann. Al servicio de los afroamericanos y de los nativos norteamericanos, la primera. Así como el segundo fue el creador de escuelas parroquiales, que luego fueron un modelo nacional y gran ayuda para las familias de inmigrantes pobres. Herencia espiritual que se desarrolló y amplió al servicio de los migrantes, minorías, discapacitados, ancianos,  menesterosos y que prosigue en nuestros días con los numerosos ministerios sociales católicos.
Con el Papa Francisco y sus predecesores, la Iglesia de Filadelfia es una comunidad que tiene también una gran necesidad de renovación, en particular a raíz de la crisis de los abusos sexuales del pasado decenio, había subrayado Mons. Chaput ya en su presentación de la cita filadelfia en el Vaticano. En este sentido es una fotografía de la Iglesia mundial, que se propone en primer lugar el deber de ayudar a las víctimas de abusos y a sus familias a sanar las heridas, así como proteger a los niños y a los jóvenes de todo peligro.
Mons. Chaput quiso expresar asimismo profunda gratitud a los mayores líderes interreligiosos y ecuménicos de la comunidad de Filadelfia que se han unido a sus colegas católicos como copresidentes de la reunión del Grupo Ejecutivo del Encuentro mundial, uniéndose también como homenaje al Obispo de Roma y a las familias del mundo.

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.