Cor Unum convoca una reunión 
Crisis humanitaria en Siria e Iraq


Ciudad del Vaticano, 14 de septiembre de 2015 (Vis).-El Pontificio Consejo "Cor Unum" ha organizado una reunión sobre la crisis humanitaria en Siria e Iraq, a la que están invitados en particular a los organismos de caridad católica que operan en el Oriente Medio y los obispos de la región, el próximo 17 de septiembre.

La reunión, a la que han dado su apoyo más de 30 organizaciones se estructurará en dos partes. Durante la mañana, después de la introducción de Mons. Giampietro Dal Toso, secretario del Pontificio Consejo, intervendrán el cardenal Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, y el Secretario de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Stephen O'Brien. Sucesivamente se presentará el Informe sobre la ayuda humanitaria de las entidades eclesiales en el contexto de la crisis de Siria e Iraq (2014-2015), elaborado por "Cor Unum".
Por la tarde, después de la intervención de Mons. Khaled Akasheh, Jefe de la Oficina para el Islam del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, y las actualizaciones sobre las iglesias locales a cargo del arzobispo Mario Zenari, Nuncio Apostólico en Siria, de Mons. Antoine Audo , presidente de Cáritas Siria y de Mons. Shelmon Warduni, presidente de Caritas Iraq, la reunión se centrará en aspectos concretos de la cooperación entre los diverso sujetos en Siria, Iraq y los países vecinos.
Objetivo del encuentro, en línea con el camino emprendido en los últimos tres años, es evaluar la labor realizada hasta el momento por las organizaciones caritativas católicas en el contexto de la crisis, intercambiando información sobre la evolución de la crisis y las respuestas de la Iglesia a la situación humanitaria; discutir temas críticos e identificar prioridades para el futuro; analizar la situación de las comunidades cristianas que viven en países afectados por la guerra, promoviendo la sinergia entre los organismos eclesiales, las congregaciones religiosas y las diócesis; analizar las actividades del "Centro de Coordinación Humanitaria" (Humanitarian Focal Point) creado por los organismos de caridad católica de "Cor Unum" el año pasado.
La crisis en Siria e Iraq es el centro de atención de la comunidad internacional por su gravedad tras la guerra. La Santa Sede, además de la actividad diplomática, participa activamente en los programas de ayuda y asistencia humanitaria. Desde el año 2011, según los datos disponibles, la crisis habría causado más de 250.000 víctimas y un millón de heridos. Actualmente hay más de 12 millones de personas que necesitan ayuda en Siria y más de 8 millones en Irak; los refugiados internos son 7,6 millones en Siria y más de 3 millones en Irak, mientras que 4 millones son los refugiados sirios en toda la zona de Oriente Medio, en particular, 1,9 millones en Turquía, 1,1 millones en el Líbano y más de 600.000 en Jordania.

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.