Sostuvo el Papa Francisco
Testimoniar la fe con palabras y gestos de misericordia

(RV).- En sus saludos a los numerosos fieles y peregrinos procedentes de diversos países que escucharon la catequesis del Papa del último miércoles de agosto, en el ámbito de la 100ª audiencia general de su Pontificado, el Obispo de Roma dirigió unas palabras especiales a los peregrinos de lengua árabe, y de modo especial, a los procedentes de Oriente Medio.

Antes de desear que el Señor los bendiga y tras recordar a estos queridos hermanos y hermanas quela oración refuerza la familia, el Santo Padre los invitó a rezar a fin de que sus familias, siguiendo el ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret, sean lugares de comunión, cenáculos de oración, auténticas escuelas del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas.

El Papa Francisco invitó a los peregrinos polacos a pedir juntos al Señor el don del Espíritu Santo, puesto que sólo Él puede encender en nuestros corazones el fuego del amor, de modo que con un ardiente afecto filial podamos dirigirnos a Dios en su calidad de Padre y rezar verdaderamente. Con este afecto – les dijo el Papa – encontraremos siempre el tiempo para la oración personal y familiar. Y añadió que la oración traerá la paz y la felicidad de quienes se sienten amados.

Al dar su bienvenida a los queridos peregrinos de lengua portuguesa, incluyendo a los fieles de diferentes parroquias de Portugal y a los estudiantes del Colegio Pío Brasileño de Roma, el Pontíficeles deseó que el Señor los bendiga para que sean por doquier faros que irradien la luz del Evangelio, mientras les manifestó su deseo de que su peregrinación a la Ciudad Eterna refuerce en sus corazones el hecho de sentir y de vivir con la Iglesia, acompañados y protegidos por la Santísima Virgen María.

Por último, al saludar a los peregrinos de lengua italiana, entre los cuales a las Religiosas del Rostro Santo y a las Hermanas procedentes de la ciudad de Monza, pertenecientes a la Congregación de la Preciosísima Sangre de Jesús, que celebran sus respectivos Capítulos Generales; junto a quienes celebran la Asamblea general del Instituto Secular de la Pequeña Familia Franciscana; y sin olvidar a los seminaristas que participan en el encuentro de verano de la localidad de Frascati, entre otros; el Papa deseó a todos que testimonien la fe con palabras y gestos de misericordia y compasión hacia el próximo.

( Radio Vaticana).

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.