¡Prosigan con misericordia su camino hacia Cracovia! El Papa a los jóvenes en el Ángelus





RV).- El ambiente colorido y de fiesta de las JMJ revivió en la Plaza de San Pedro este domingo, 30ª Jornada Mundial de la Juventud a nivel diocesano. Con este motivo, al mediodía antes la oración mariana del Ángelus, el Papa Francisco quiso saludar de manera especial a los miles de jóvenes congregados, instándolos a continuar su camino de preparación para el próximo gran encuentro mundial en Cracovia, Polonia. Misericordia en el lema de la Jornada entona bien con el Año de la Misericordia, observó el Santo Padre, invitando a los jóvenes a dejarse colmar de la ternura del Padre, “para difundirla a su alrededor”.  
Palabras del Santo Padre antes del rezo del Ángelus: ... "aquí presentes, en particular a los jóvenes. Queridos jóvenes, los exhorto a proseguir su camino en las diócesis, o en la peregrinación a través de los continentes, que los llevará el próximo año a Cracovia, patria de san Juan Pablo II, iniciador de las Jornadas Mundiales de la Juventud. el tema de aquel gran Encuentro: «Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia» (Mt 5,7), entona bien con el Año Santo de la Misericordia. Déjense llenar de la ternura del Padre, ¡para difundirla a su alrededor!
Y ahora nos dirigimos en oración a María nuestra Madre, para que nos ayude a vivir con fe la Semana Santa. También Ella estaba presente cuando Jesús entró en Jerusalén aclamado por la multitud; pero su corazón, como aquel del Hijo, estaba listo al sacrificio.
Aprendamos de Ella, Vírgen fiel, a seguir al Señor también cuando su camino lleva a la cruz. Confío a su intercesión las víctimas del desastre aéreo del pasado martes, entre las cuales se encontraba también un grupo de estudiantes alemanes".
Angelus Domini…

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.