¿Cómo el papa Francisco planea salvar al planeta?


El papa Francisco planea 'llamar a las armas' a todos los católicos del mundo contra el cambio climático, algo que puede enfadar a numerosos conservadores del Vaticano.

Según el obispo Marcelo Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, citado por el periódico'The Guardian', el papa quiere tener una influencia directasobre la conferencia vital sobre el clima de la ONU que se celebrará en 2015 en París y será la culminación de décadas de negociaciones que ayudará a determinar el futuro del planeta.
"La idea es convocar una reunión con los líderes de las principales religiones para que todas las personas sean conscientes del estado de nuestro clima y la tragedia de la exclusión social. (…) Si continúan las tendencias actuales, el siglo será testigo del cambio climático sin precedentes y la destrucción del ecosistema con consecuencias trágicas", dijo Sorondo. 
El papa ha anunciado un plan para emitir una "encíclica" de la Iglesia Católica sobre el cambio climático. No obstante, no va a ser fácil para Francisco convencer a 1.200 millones de católicos en el mundo de la importancia del asunto. Hasta en las propias filas del Vaticano hay quienes que se muestran escépticos acerca de los impactos del calentamiento global.

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.