Se reúne el Consejo de Economía para profundizar la reforma

El 'Consejo de Economía' instituido por el papa Francisco para asesorar al 'ministerio de Economía' de la Santa Sede, se ha reunido hoy en el Vaticano para estudiar las funciones inherentes y proseguir así en la reforma de transparencia iniciada por Benedicto XVI y acelerada por el actual Pontífice.


El director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, indicó aquí en una rueda de prensa que “el Consejo de Economía se ha reunido solamente el día de hoy, desde las 9 de la mañana y seguirá su labor hasta la tarde”.
El Consejo de Economía, encabezado por el cardenal australiano George Pell, ha decidido este horario continuado, indicó Lombardi, y bromeó indicando que decidió trabajar 'no con ritmos mediterráneos'.
Los temas del día son: los estatutos de la Secretaría de Economía, vale a decir del nuevo 'ministerio de Economía'; el revisor general; el informe que se hará sobre el desarrollo de la Secretaría de Economía y del APSA (el instituto de bienes muebles e inmuebles del Vaticano). También los integrantes del Consejo precisarán cómo realizar las rendiciones de cuentas, presupuestos y los criterios para los próximos años. “Los balances ya se hacen --precisó el portavoz del Vaticano-- pero habrán nuevas indicaciones sobre el modo de realizarlos”.
Indicó que el cardenal peruano Juan Luis Cipriani, no ha participado debido a una ausencia justificada. Tampoco lo hizo el experto francés Jean-Baptiste de Franssu, porqueal haber sido nombrado en el Instituto para las Obras de Religión (IOR) no puede ser más parte del Consejo de la Economía, pues entraría en conflicto de cargo. Seguramente, añadió Lombardi, será nombrado otro experto en su lugar.
El papa Francisco explicó en mayo pasado que el Consejo de Economía “tiene un rol significativo en este proceso de reforma”, porque “encargado de vigilar la gestión económica, y sobre las estructuras y actividades financieras de estas administraciones”.
El Consejo de Economía ha sido instituido con el motu proprio “Fidelis dispensator et Prudens”, publicado el pasado 24 de febrero, en donde indica que el Consejo estará compuesto por 15 miembros, 8 de los cuales serán "elegidos entre los cardenales y los obispos" y los otros 7 "son expertos laicos de varias nacionalidades, con competencias financieras y reconocida profesionalidad".
Los ocho cardenales y obispos que integran el Consejo de Economía son:
Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Frisinga (coordinador); Juan Luis Cipriani Thorne, arzobispo de Lima; Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston; Wilfrid Fox Napier, arzobispo de Durban; Jean-Pierre Ricard, arzobispo de Burdeos; Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México; John Tong Hon, obispo de Hong Kong; Agostino Vallini, vicario general de Su Santidad para la diócesis de Roma.
Y los seis expertos son:
Joseph F.X. Zahra, Malta (vicecoordinador); John Kyle, Canadá; Enrique Llano Cueto, España; Jochen Messemer, Alemania; Francesco Vermiglio, Italia; George Yeo, Singapur.

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.