Partido interreligioso: 

educación, deporte y cultura a favor de la paz


2014-09-01 Radio Vaticana
(RV).- (Con audio)  “Saludo a los participantes del encuentro de Scholas, continúen con su empeño con los jóvenes y niños, trabajando con la educación, el deporte y la cultura y les deseo y un buen partido mañana en el Estadio Olímpico”. El Papa Francisco saludó este domingo a la hora del Ángelus a los participantes del encuentro de Scholas Occurentes que se llevará a cabo en Vaticano hasta el 4 de setiembre, y que se inaugurará con el partido interreligioso por la paz.
Roberto Dabusti, jefe de prensa de Scholas Occurrentes, habló con Radio Vaticana sobre este partido. “Va a ser fútbol, también va a ser arte – dijo - por la presencia de algunos artistas, pero sobre todo va a ser un llamado, uno más, de los que hace el Papa, para que el deporte transmita los valores que tiene como tal, para trabajar en equipo, más allá de las religiones, por la Paz”. Quisiera recordarles especialmente, dijo Francisco el 13 de agosto de 2013 cuando recibió a los componentes de las selecciones nacionales de fútbol de Argentina e Italia, que con su modo de comportarse, tanto en el campo como fuera de él, en la vida, son un referente. “El bien que ustedes hacen es impresionante. Con su conducta, con su juego, con sus valores hacen bien, la gente los mira, aprovechen para sembrar el bien. Aunque no se den cuenta, para tantas personas que los miran con admiración son un modelo, para bien o para mal. Sean conscientes de esto y den ejemplo de lealtad, respeto y altruismo. Ustedes también son artífices del entendimiento y de la paz social, artífices del entendimiento y de la paz social, que necesitamos tanto”.

Catholic.net :: Aprende a orar

MIRAME MADRE CELESTIAL

María Madre de Gracia

María Madre de Gracia y de la Misericordia, te pedimos que presurosa intersedas ante Nuestro Señor Jesucristo, para que convierta nuestros corazones, procurando ser más fieles cada día a Dios Padre.
Dignate... Madre Nuestra, a asistirno a cada momento, para ser más parecidos a Nuestro Señor Jesucristo, y así, lograr la santificación, para que al llegar a la muerte, podamos correr presurosos a los brazos de Nuestro Padre Celestial.
Señora de los cielos, no nos quites tus ojos maternales, no vuelvas tu rostro a estos... tus débiles hijos, que no dudan en ofender a Nuestro Señor Jesucristo.
Intercede Madre de los Cristianos, para que el Rey de Reyes y Señor de Señores, envie al Espíritu Santo... Divino Paráclito, y encienda nuestros Corazones con su Fuego, para que se consuman de Amor por tu Hijo, quien no dudó en dar su vida por nosotros.
Enciende Señor nuestros Corazones que se han congelado y endurecido por el pecado. ¡Quema Señor!... ¡Quema mi corazón para que se purifique!, para que se consuma mi vida de Amor por vos, como una braza se consume por el fuego. Que mi alma arda por tu fuego Santo y sea limpiada, para que quede blanca como la nieve.
Madre Mía... a tí acudo con este deseo ferviente, a tí clamo presuroso por una conversión profunda, por una unión más sólida con la Santa Iglesia, que es la unión con el Tres Veces Santo... con el León de Judá.
Mamá... Mamá del Cielo... acompañanos en este caminar para que seas tú nuestra dulce Guía.
////////////////////////////////////////AMÉN.